Alondra y su madre llegan a su casa en Texas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

Una mujer de Texas y su hija largamente desaparecida llegaron a Houston este sábado, poniendo fin a un caso transfronterizo de ocho años que incluyó el envío por error a Estados Unidos de otra chica en contra de su voluntad.

La residente de Houston Dorotea García y su hija, Alondra Díaz, de 13 años de edad, llegaron al aeropuerto intercontinental Bush procedentes de Guadalajara, México.

"Yo la amo y estoy muy feliz de tenerla aquí", dijo García a la prensa horas más tarde.

Díaz, ciudadana estadounidense por nacimiento, fue llevada a México en 2007 por su padre, sin el consentimiento de su madre. El paradero de Díaz no se supo hasta hace poco.

El caso llamó la atención internacional el mes pasado después que los jueces en México determinaron erróneamente que otra menor, Alondra Luna, de 14 años de edad, era la niña desaparecida y ordenaron su entrega a García. Las pruebas de ADN mostraron que Luna no era hija de García y volvió con su familia verdadera.

García y Díaz ofrecieron una conferencia de prensa fuera del hogar de García, en los suburbios de Houston.

La parte delantera de la casa estaba decorada con globos y pancartas que decían en español "Bienvenida Alondra" y "Te queremos mucho, Alondra".

Cuando se le preguntó lo que significaba tener a su hija de nuevo, García respondió: "No más días grises".

Durante la conferencia de prensa, madre e hija se abrazaron y García estaba evidentemente emocionada.

Cuando se le preguntó acerca de qué significaba regresar a Estados Unidos para vivir con su madre, Alondra respondió en español: "Quiero aprender muchas cosas acerca de Estados Unidos, acerca de mi familia".

García dijo que ella estuvo esperando este día desde hace muchos años. "Ya puedo tocarla", dijo.