EU supera los 3,000,000 de casos confirmados

Trump fuerza regreso a clases pese a contagios

Amenaza con quitar recursos a las escuelas que no reabran y dar más a las que apoyen sus medidas; Tulsa, la ciudad donde realizó un mitin de campaña, ya registra fuerte rebrote

COVID-19
Un joven de preparatoria celebra su graduación, en Nueva Jersey, ayer.Foto: AP
Por:

El presidente de Estados Unidos amenazó ayer con cortar los fondos para las instituciones educativas que no reabran en otoño, en una escalada que llega después de que el martes ordenara suspender la visa a estudiantes extranjeros que no tomen clases de manera presencial.

El magnate, que busca la reelección en noviembre, acusó a sus opositores demócratas de pretender que las escuelas permanezcan cerradas por razones políticas, a pesar de un aumento en los casos de coronavirus en todo el país, que desde la madrugada del martes alcanzaron los 3 millones, la cifra más alta del mundo.

“Los demócratas piensan que sería políticamente malo para ellos abrir escuelas antes de las elecciones de noviembre, pero es importante para los niños y para sus familias. ¡Puedo cortarles el financiamiento si no están abiertas!”, escribió Trump, en Twitter, quien justificó su deseo de tener aulas operando con el hecho de que algunos países de Europa ya lo hicieron.

La presión del mandatario generó una fuerte reacción de algunas instituciones de educación superior, como la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts, que demandaron a la administración por impulsar una medida que consideran riesgosa.

Personal médico preparándose para hacer pruebas de COVID-19 en el barrio de Maryvale, en el occidente de Phoenix, el 27 de junio de 2020.Foto: AP.

El pasado lunes, el Programa Federal de Estudiantes y Visitantes de Intercambio anunció que no se otorgarán visas a los matriculados en escuelas que estén completamente en línea, para el semestre de otoño, y que los estudiantes en los campus que ofrecen sólo clases en línea no podrán quedarse en el país.

Quienes ya están en Estados Unidos deben abandonarlo o transferirse a una escuela con instrucción presencial, si quieren conservar su estatus legal.

Gráfico

“Seguiremos este caso enérgicamente para que nuestros estudiantes internacionales en instituciones de todo el país puedan continuar sus estudios sin la amenaza de deportación”, dijo el rector de Harvard, Lawrence Bacow.

Trump también se lanzó contra los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la agencia de protección de la salud, cuyo director forma parte del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca.

“No estoy de acuerdo con sus pautas muy difíciles y costosas para abrir escuelas. Si bien quieren que se abran, están pidiendo a las escuelas que hagan cosas muy poco prácticas. ¡Me reuniré con ellos!“, añadió, también en Twitter.

Los CDC recomendaron una serie de consideraciones para las escuelas: despliegue de pruebas entre sus estudiantes, dividir a los alumnos en grupos pequeños, servir almuerzos empaquetados en las aulas, en lugar de hacerlo en las cafeterías, y minimizar el intercambio de útiles escolares. También aconsejó que se coloquen barreras cuando no sea posible el distanciamiento social, y que los asientos estén separados al menos por un metro de distancia.

Gráfico

CAMPAÑA CONTAGIOSA

El primer mitin de campaña de Trump, realizado a fines de junio en la ciudad de Tulsa, donde se reunieron miles de simpatizantes en torno al magnate, ya comenzó a incidir en las cifras de contagio de esa ciudad, ubicada en el estado de Oklahoma.

Ayer, el director del Departamento de Salud del condado, Bruce Dart, vinculó este evento con el aumento dramático en los nuevos casos de coronavirus.

Tulsa reportó 261 enfermos adicionales el lunes, su récord de un día, y otros 206 el martes. En comparación, durante la semana previa al mitin de Trump, el 20 de junio, cuando hubo apenas 76 casos.

Alrededor de 6 mil 200 personas se reunieron en la arena del Centro BOK, en Tulsa, que tiene una capacidad de 19 mil asientos, donde Trump relanzó sus actividades proselitistas; aunque el aforo fue mucho menor a lo esperado, el número logrado representó un riesgo de contagio, según advirtieron ese día funcionarios y expertos epidemiólogos.

  • El dato: El magnate tiene poca injerencia en reabrir aulas, pues esa decisión sólo corresponde a los estados.
Gráfico

ntb