Analiza Papa situación de la Iglesia en Bélgica

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Ciudad del Vaticano. - El Papa Benedicto XVI analizó con el arzobispo de Malinas-Bruselas, André-Joseph Leonard, la situación de la Iglesia en Bélgica luego de un polémico allanamiento conducido por la policía debido al supuesto abuso sexual a un menor.

En un breve comunicado, El Vaticano dio a conocer la audiencia privada concedida por el Papa al también presidente de la Conferencia Episcopal Belga, la cual se llevó a cabo en el Palacio Apostólico de Roma.

El vocero papal, Federico Lombardi, explicó que la reunión tuvo “razones obvias” relacionadas con las pesquisas de las autoridades judiciales que irrumpieron el pasado 24 de junio en una asamblea de obispos y retuvieron a todos los prelados durante nueve horas.

Apenas el domingo pasado el obispo de Roma había calificado de “sorprendentes y deplorables” las modalidades con las cuales fueron conducidas las pesquisas en la catedral de Malinas, donde habrían sido profanadas dos tumbas.

De acuerdo al vocero episcopal, Eric de Beukelaer, los policías explicaron únicamente que el allanamiento estaba relacionado con una investigación sobre pederastia clerical. Teléfonos móviles y computadoras fueron decomisados a los presentes.

Al respecto el Papa afirmó el domingo que muchas veces él mismo ha sostenido que lo “graves” casos de pederastia en el clero deben ser tratados por el ordenamiento civil y el eclesiástico, “en el respeto de la recíproca especificidad y autonomía”.

“Auguro que la justicia cumpla su curso, con la garantía de los derechos fundamentales de las personas y las instituciones, en el respeto de las víctimas, en el reconocimiento sin prejuicios de cuantos se empeñan en colaborar con ella y en el rechazo de todo cuanto oscurece las nobles tareas a ellas asignadas”, apuntó.

Además de desencadenar la indignación de los líderes católicos el allanamiento provocó la renuncia del presidente de la comisión investigadora para los abusos sexuales en el ámbito pastoral, Peter Adriaenssens, y de todos sus colaboradores.

Esto porque la policía decomisó los 500 expedientes reservados que incluyen información sobre denuncias y víctimas, muchas de las cuales pidieron mantener su identidad en el anonimato.

agp