Antisemitismo crece 17.8% en año electoral

Antisemitismo crece 17.8% en año electoral
Por:

Los ataques de simpatizantes de la extrema derecha en Estados Unidos se incrementaron en Internet, con un hostigamiento dirigido contra candidatos de origen judío, periodistas y otros miembros visibles de esa fe, reveló el reciente análisis de la Liga Antidifamación (ADL por sus siglas en inglés), publicado justo un día antes del tiroteo que mató a 11 judíos en una sinagoga de Pittsburgh.

De acuerdo con especialistas de la Universidad de Oxford, coautores del estudio “Propaganda computacional, judíos estadunidenses y las elecciones intermedias de 2018: la amplificación de los antisemitas”, los “bots” políticos en Twitter “están jugando un papel importante en la amplificación artificial del contenido despectivo en la red social sobre los usuarios judíos”.

El dato: “Sólo quiero matar a judíos”, dijo el atacante de Pittsburgh a la policía tras asesinar a víctimas de entre 54 y 97 años.

“Los usuarios humanos, sin embargo, todavía representan la mayoría del tráfico despectivo de Twitter”, según el informe.

El informe de la organización judía que combate la intolerancia y promueve los derechos humanos describió el uso creciente de “bombardeos” en Twitter con hashtags asociados con la comunidad judía y con contenido altamente politizado y, a veces, “odioso”, en un esfuerzo por desmovilizar, cooptar e interrumpir la comunicación normal y la organización en las redes sociales”.

La investigación examinó 7 millones 512 mil mensajes en Twitter y 8 millones 183 mil hashtags entre el 31 de agosto y el 17 de septiembre de 2018. En contraste,  el año pasado  detectó 4.2 millones de tuits antisemitas en Twitter.

Los expertos Samuel Woolley y Katie Joseff, dedicados al estudio de la propaganda en Internet, mencionaron un aumento en la automatización y el anonimato al explicar el incremento de la agresión en línea contra la comunidad judía.

La revisión de las redes sociales en el estudio se produce en los momentos en que las autoridades y otros especialistas están investigando el perfil en Internet de Robert Bowers, el sospechoso del tiroteo en la sinagoga “Árbol de Vida”, en Pittsburgh.

Extremismo e intolerancia, e incluso supremacía blanca y antisemitismo, han renacido en la política estadounidense en la era del presidente Donald Trump. Estas ideas han tenido más repercusión en el año electoral. Los defensores del odio, en su mayoría conservadores, que se postulan en cargos legislativos, se encuentran más del lado del Partido Republicano.

Los candidatos extremistas tienden a multiplicarse cuando ellos y sus seguidores se sienten ignorados o no representados por los principales partidos, sea el Republicano o el Demócrata. “Estimamos que los tweets fueron emitidos por aproximadamente 3 millones de identificadores únicos. Por supuesto, 4.2 millones de tuits es un número muy pequeño de los billones enviados en la plataforma cada año. Pero eso no niega la experiencia de vida de los judíos que han descubierto que Twitter es un ambiente tóxico”, escribió.

Republicano, el que mandó las bombas

Luego de cuatro días de tensión e intenso rastreo por parte de las autoridades de Estados Unidos, Cesar Sayoc fue detenido como principal sospechoso de enviar paquetes bomba a figuras prominentes del Partido Demócrata y críticos del presidente Donald Trump.

De acuerdo con la prensa estadounidense, Sayoc es un votante republicano registrado y, en el momento de su arresto, le fue incautada una furgoneta con pegatinas de apoyo a Trump

Los últimos envíos se produjeron el pasado viernes contra el exdirector de la CIA James Clapper, el senador demócrata Corey Booker y la senadora Kamala Harris.

El ADN del detenido fue clave para lograr su detención. Sayoc, de 56 años y residente en Aventura, al sur de Florida, se enfrenta a 58 años de prisión tras ser acusado de cinco delitos.