Arabia abre consulado a las pesquisas turcas

Arabia abre consulado a las pesquisas turcas
Por:

Las autoridades de Arabia Saudita autorizaron ayer a la Policía turca a buscar evidencia relacionada con la muerte de Khashoggi en un pozo de agua en el jardín del consulado saudita en Estambul.

Previamente, la agencia turca Anadolu informó que los investigadores turcos no habían podido acceder al pozo durante los registros del consulado saudita y de la residencia del cónsul que hicieron la semana pasada.

La apertura del reino del desierto hacia las pesquisas de Turquía se da también después de que el presidente Recep Erdogan pidiera juzgar a los sospechosos en Estambul, pese a que todos ellos están detenidos en territorio saudí, pues el consulado, escena del crimen, se considera jurisdicción de ese país.

Desde Teherán, el presidente de Irán, Hassan Rouhani, aseguró que el crimen del periodista y opositor saudita Jamal Khashoggi hubiera sido imposible sin el apoyo de Estados Unidos, un aliado cercano del régimen saudita.

“Cooperaremos con Turquía para descubrir la verdad detrás del asesinato de Khashoggi; este crimen no abrirá una cuña entre el reino y Ankara”

Mohamed bin Salman

Príncipe saudí

“Nadie podría imaginar en el mundo que ahora y en este siglo seríamos testigos de un asesinato tan organizado, con un aparato que organiza un asesinato tan atroz”, afirmó Rouhani.

Khashoggi, quien era articulista de The Washington Post, desapareció desde el pasado 2 de octubre, después de ingresar al consulado de su país en la ciudad turca de Estambul, donde murió.

Las autoridades sauditas admitieron el viernes que el comunicador falleció dentro del consulado, consecuencia de una “pelea a puñetazos” con agentes sauditas, descartando la idea de que fue asesinado de manera deliberada.

Sin embargo, la cadena británica Sky News informó que los restos del periodista fueron encontrados en el jardín de la residencia del cónsul general en Estambul, que confirmaría que había sido “descuartizado” y desmentiría la “versión oficial” de lo ocurrido.

[caption id="attachment_817451" align="alignnone" width="687"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

El presidente iraní condenó el crimen de Jamal Khashoggi, e insistió en que el hecho, ahora investigado por las autoridades turcas, nunca habría sido concretado sin el respaldo de Estados Unidos.

“No creo que ningún país se atrevería a cometer tal crimen sin el apoyo de los Estados Unidos”, destacó Rouhani, tras acusar a Washington de encubrir el asesinato de Khashoggi y proteger a sus aliados en Riad, según un reporte de la televisión Press TV.

El presidente iraní describió el caso como una “gran prueba” para todos los Estados occidentales y los llamados defensores de los derechos humanos.

“Sin lugar a dudas, las posiciones que Estados Unidos, Europa y otros países del mundo adopten sobre el tema revelarán el grado de su sensibilidad para (proteger) los derechos humanos y preservar la dignidad humana”, subrayó.

“Nadie podría imaginar en el mundo que ahora y en este siglo seríamos testigos de un asesinato tan organizado, con un aparato que organiza un asesinato tan atroz”

Hassan Rouhani

Presidente de Irán

El jefe del Estado iraní señaló que el asesinato fue inspirado en la misma ideología que creó a los atentados terroristas Takfiri, los que se dan cuando un musulmán atenta contra otro acusado de apostasía (el acto de renunciar a la religión islámica).

“Cometer tal crimen muestra cómo una ideología equivocada podría llevar a la desviación y ésta es la misma ideología que ha creado grupos terroristas como el Estado Islámico en la región”, dijo.

EL PRÍNCIPE SAUDÍ REPUDIA EL CRIMEN. El heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman, calificó como “un crimen atroz e injustificable” la muerte de Jamal Khashoggi y aseguró que la justicia prevalecerá.

El primer comentario del príncipe sobre el caso se dio en un discurso ante la conferencia internacional sobre Iniciativa de inversión Futura (conocida también como el Davos del desierto), que se celebra en Riad.

El príncipe Mohamed afirmó que todos los culpables serán castigados y que Arabia Saudita y Turquía trabajarán juntos para “lograr resultados” con este objetivo.

El Dato: El gobierno de Turquía solicitó a Arabia Saudita que los sospechosos fueran juzgados en Estambul, pese a que el asesinato ocurrió en jurisdicción saudí, el consulado.