Jueves 24.09.2020 - 19:20

Arabia Saudita y Qatar envian armas y dinero al EI: Clinton

Arabia Saudita y Qatar envían  armas y dinero al EI: Clinton
Por:

En Nueva York

Si no fuera por el escándalo en el Partido Republicano de estos días, la candidata Hillary Clinton tendría que haber dado más de una explicación por la publicación de Wikileaks sobre sus

correos electrónicos.

Esta plataforma de filtraciones publicó el pasado lunes por la noche nuevos emails del equipo de campaña de Hillary Clinton en los que se denuncia que la ex secretaria de Estado benefició a organizaciones que daban dinero a la

Fundación Clinton.

En otro correo aparece Doug Band, ayudante de la candidata demócrata, refiriéndose a Chelsea Clinton, su hija, como una “niña mimada”. Otro de los mensajes comprometedores es el de un bloguero de nombre Brent Budowsky, quien sugería al equipo de la ex primera dama que su marido limitara su participación en la campaña, pues su “vida sexual” podría “ser perjudicial” para la candidata.

Clinton también afirmó, según estas filtraciones, que Arabia Saudita y Qatar “dan apoyo financiero y logístico de forma clandestina” al grupo yihadista Estado Islámico. Siria ha acusado en numerosas ocasiones a Arabia Saudita y Qatar, entre otros, de respaldar con armas, dinero y apoyo diplomático al grupo yihadista, que controla parte del país y de Irak.

Clinton señala, además, que “el factor más importante es hacer uso de los recursos de Inteligencia y las tropas de operaciones especiales de una forma agresiva, evitando una solución a la ‘‘vieja escuela”.

Algunas de las declaraciones de Clinton reavivan nuevamente los peores temores de los liberales sobre ella, a decir que es moderada políticamente, que está dispuesta a negociar acuerdos con los intereses empresariales y a complacer a Wall Street a cambio de recursos para su campaña.

Entre los documentos disponibles en Internet está la revisión interna de los discursos de Clinton efectuada por colaboradores de campaña para medir el daño político que pudieran causar las declaraciones que hizo si alguna vez se hicieran públicas.

En lo que los colaboradores consideraron uno de los pasajes más perjudiciales, Clinton reflexiona sobre la necesidad de concertar acuerdos políticos “desagradables” y asegura a inversionistas de bienes raíces que “ustedes necesitan tanto una posición pública como una privada”.

Ante banqueros de inversiones de Goldman Sachs y BlackRock, Clinton reconoce que “esta algo distante” de la educación para la clase media que menciona con frecuencia en sus actos de campaña. Clinton además dijo a la directora general de Xerox, Ursula Burns, que ambos partidos políticos deberían ser “sensibles, moderados y pragmáticos”.

Y en discurso ante algunos de los bancos más grandes del país, Clinton puso de relieve sus vínculos de mucho tiempo con Wall Street, bromeó con los altos ejecutivos y afirmó que ella considera al sector financiero un socio en la regulación gubernamental.

“Asimismo parte del problema con la situación política es que hay grandes prejuicios contra las personas que han tenido vidas exitosas y/o complicadas”, afirmó Clinton, de acuerdo con un extracto de una discusión en octubre de 2013 con el director general de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein.

Éste es el segundo hackeo en cuatro días al correo de John Podesta, actual jefe de campaña de Clinton, de quien Wikileaks afirma tener 50 mil correos electrónicos.

click para ver gráfico