Arrestan en Texas a hombre que juro lealtad al Estado Islamico

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

Un residente de Mezquite, un suburbio de Dallas (Texas), que prometió lealtad al Estado Islámico (EI) y mintió sobre ello a autoridades estadounidenses, fue detenido hoy por agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

La Oficina del Procurador Federal para el Norte de Texas informó en un comunicado que Bilal Abood, un iraquí naturalizado estaodunidense de 37 años de edad, quien trabaja como guardia de seguridad, fue arrestado este jueves acusado de hacer declaraciones falsas a la FBI.

Según la acusación, Abood trató de viajar a Irak el 29 de marzo de 2013, pero no se le permitió abordar el vuelo en el Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth.

Agentes federales entrevistaron en el aeropuerto a Abood, quien manifestó que iba a visitar a familiares en Irak y negó que planeara enrolarse en las filas del grupo yihadista EI.

Sin embargo, en una entrevista posterior, el hombre admitió que su intención era ir a Siria para luchar contra el régimen del presidente Bashar al-Assad, asegurando que quería luchar con el Ejército Sirio Libre (FSA).

Al mes siguiente, en abril de 2013, Abood viajó a México y a otros países con la intención de llegar a Siria.

Cuando regresó a Estados Unidos en septiembre de 2013, admitió ante agentes de la FBI que había estado en un campamento del Ejército Libre de Siria y había combatido con ese grupo.

La Oficina del Procurador Federal señaló que en julio de 2014, la FBI obtuvo una orden de registro para inspeccionar su computadora. La búsqueda mostró que Abood había prometido lealtad al líder del EI, Abu Bakr al-Baghdadi, el 19 de junio de 2014.

En su entrevista con los agentes federales, Abood negó que él hubiera prometido lealtad al EI, hecho que fundamentó el cargo por el que fue detenido este jueves. Hasta el momento no está claro por qué los agentes esperaron casi un año para arrestarlo.

Abood, quien deberá comparecer mañana viernes ante un juez federal en una audiencia de detención, no enfrenta ningún cargo de terrorismo y tampoco existe alguna evidencia de que estuviera planeando ataques en Estados Unidos.