Domingo 20.09.2020 - 18:36

Ataque a gobierno afgano deja seis muertos

Francia prohíbe el uso de platos y cubiertos de plástico
Por:

Foto: AP

KABUL.- Un atacante suicida con uniforme policial se inmoló el sábado durante una reunión en un complejo del gobierno de una provincia del norte de Afganistán y mató a seis personas, incluidos dos soldados alemanes, e hirió al comandante supremo alemán en el país, dijeron las autoridades.

El atacante detonó sus explosivos en la gobernación de la provincia de Tajar, donde altos funcionarios afganos estaban reunidos con miembros de la coalición internacional, precisó Faiz Mohamad Tawhedi, un vocero de la gobernación. El gobernador, Abdul Jabar Taqwa, sufrió quemaduras en la cabeza, manos y espalda.

"Lo que sabemos es que el individuo que llevó a cabo el ataque vestía uniforme de policía", dijo Tawhedi. "No sabemos cómo entró en la sala de reuniones y por qué no fue revisado".

El Talibán se responsabilizó del ataque vespertino, el más reciente en una ola de violencia lanzada por el movimiento islamista en su ofensiva de primavera. La efectividad de la campaña del Talibán podría afectar el número de soldados que el presidente estadounidense Barack Obama quiere retirar en julio.

El vocero talibán Zabiulá Mujahid dijo que el ataque era parte de una campaña de asesinatos de altos funcionarios del gobierno. Agregó que también se proponía disuadir la ofensiva militar que el ejército afgano planeaba lanzar en el norte.

El ministro de defensa germano, Thomas de Maiziere, dijo el sábado por la noche en Berlín que dos soldados alemanes murieron y tres resultaron heridos, entre ellos el general Markus Kneip, comandante de las fuerzas de la OTAN en el norte de Afganistán.

También murieron cuatro afganos, incluido el general Daud Daud, comandante de policía en el norte del país, dijo el doctor Hassain Basech, director de salud de la provincia. Daud había sido viceministro del interior para la lucha antinarcóticos y guardaespaldas de Ahmad Shah Massoud, el líder tayik que comandó la Alianza Norteña y murió en un ataque suicida de al-Qaida dos días antes de los ataques terroristas a Estados Unidos en el 2001 que provocaron la invasión de Afganistán.

También murieron el jefe de policía provincial general Shah Jahan Noori, un secretario del gobernador y uno de los guardaespaldas de Daoud, dijo el director de salud.

Además del gobernador, otros nueve afganos resultaron heridos: un camarógrafo de la gobernación y ocho soldados.

El presidente Hamid Karzai calificó el ataque de barbarie.

La violencia se ha intensificado en el norte, donde el Talibán, al-Qaida y combatientes de otras facciones extremistas han encontrado refugio. La OTAN ha despachado más soldados al norte.

Poco antes, Karzai dispuso que solamente las fuerzas afganas podrán efectuar operaciones especiales e incursiones nocturnas en vez de la OTAN, en un esfuerzo tendiente a mitigar la indignación popular por los ataques nocturnos de las tropas internacionales que, según dijo, matan civiles.

El anuncio de Hamid Karzai agregó que la coalición internacional no debe lanzar ninguna operación que no haya sido coordinada de antemano con los afganos.

jcs