Miércoles 23.09.2020 - 07:23

Atenta Al Qaeda contra principal gasoducto de Yemen

Acusa fiscal de Brasil a Temer por corrupción
Por:

Madrid.- Presuntos militantes de Al Qaeda atentaron hoy contra el principal gasoducto de Yemen, en aparente represalia a los bombardeos del fin de semana del ejército contra bastiones de la red terrorista, que dejaron más de 30 muertos.

El ataque se registró la madrugada de este lunes poco después de las 03:00 horas yemenitas (24:00 GMT) en un tramo de la terminal de Balhaf, en la provincia de Shabwa, al sureste de Yemen, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

Un funcionario local explicó que los milicianos volaron con explosivos una tubería de gas cerca de la localidad de Mayfaa, uno de los tramos que abastece de gas natural a la provincia de Mareb desde la terminal de Balhag.

El gasoducto, gestionado por la compañía yemenita Gas Natural Licuado (GNL) y la francesa Total, es el principal de Yemen, ya que abastece gran parte del sureste del país, hasta el golfo de Adén.

"Al-Qaeda voló la tubería en respuesta a las incursiones", indicó el funcionario, en referencia a los bombardeos que lanzó el sábado pasado la aviación yemenita contra bastiones de la organización extremista en la provincia de Abyan, que dejaron 32 milicianos muertos.

De acuerdo con el reporte de la cadena qatarí, tras la explosión, que no provocó víctimas, se registró un enfrentamiento entre terroristas y militares que resguardaban el gasoducto, aunque hasta el momento no se dispone de información sobre las bajas que ambas partes registraron.

El ataque contra el gasoducto es el tercero en su tipo que se registra en los último dos meses, el más reciente se reportó el 30 de marzo pasado, cuando otro tramo fue saboteado por un comando armado en venganza por la muerte de cinco milicianos.

El grupo Ansar al Sharia (Seguidores de la ley islámica), vinculado a Al Qaeda, se responsabilizó de la acción de marzo anterior contra el gasoducto, que está conectado con una de las principales plantas de procesamiento de gas.

Los gasoductos y oleoductos han sido constantemente objeto de un sinnúmero de sabotajes desde enero de 2001, cuando estallaron las protestas contra el gobierno del entonces presidente Ali Abdallah Saleh.

Desde entonces, milicianos islamistas han aprovechado la agitación política que se vive en Yemen desde hace un año para afianzar su poder, especialmente en el sur del país, donde controlan sectores de territorio y realizan ofensivas frecuentes contra el Ejército.

El sábado pasado, las fuerzas yemenitas lanzaron un asalto con miras a recapturar la meridional ciudad de Zinjibar, provocando duros combates que dejaron un saldo preliminar de 63 muertos, entre milicianos y soldados, según cifras oficiales.