Aún no gana Bolsonaro, pero ya recluta a sus ministros

Brasil: El populista de derecha logra victoria, pero no impide segunda vuelta
Por:

El candidato a la presidencia de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, ya comenzó a reclutar a personajes del sector empresarial para integrar su posible plantilla de ministros de gobierno, a 18 días de la segunda vuelta electoral, en la que se enfrentará con el izquierdista Fernando Haddad, para definir quién sucederá a Michel Temer al frente del país más grande de América Latina.

De acuerdo con el diario local Folha do Sao Paulo, el exmilitar ha respondido al respaldo que recibió por los mercados financieros, al ir formando su gabinete económico con nombres muy vinculados con la inversión privada y los negocios.

En primer lugar, destaca la presencia de Paulo Guedes, señalado como el futuro “superministro económico” del candidato del PSL y considerado el gurú de Bolsonaro en materia económica; fue miembro fundador del grupo financiero BR Inversiones.

Para profundizar esa línea, señala el diario paulista, la campaña del excapitán ya se puso en contacto con importantes empresarios para concretar nuevas adhesiones, con la promesa de ocupar cargos en el futuro gabinete.

Es el caso de Alexandre Bettamio. El aún director regional para América Latina de Bank of America se estaría perfilando como futuro presidente del Banco de Brasil, cuyo 70 por ciento de acciones pertenece al Estado). El economista brasileño vive en Nueva York.

Para otros cargos también suena João Cox, presidente del directorio de TIM, y Sergio Eraldo de Salles de Pinto, ejecutivo de una gestora de inversiones.

El Folha do Sao Paulo también señaló a Maria Silva Bastos, directora de Goldman Sachs en Brasil, y a Roberto Campos Neto, director del banco Santander, quienes se integrarían al equipo económico.

“Guedes busca que Ilan Goldfajn, actual presidente del Banco Central, permanezca en el cargo, pero si opta por no mantenerse bajo el gobierno de Bolsonaro, Bastos o Campos Neto podrían reemplazarlo”, señala el periódico.

El Dato: La economía brasileña creció el año pasado un 1 por ciento, después de dos años de recesión en el que el PIB de la potencia sudamericana se contrajo un 7 por ciento.