Avalancha sepulta a 124 personas en Afganistán

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

Una serie de avalanchas en Afganistán provocó la muerte de 124 personas en la provincia de Panjsher, al noreste del país, de las cuales 108 fueron rescatadas.

El subdirector de la Autoridad de Gestión de los Desastres Naturales en Afganistán, Mohammad Aslam Syas, informó que los desastres fueron causados por intensas tormentas de nieve que afectan la zona.

Además, decenas de viviendas quedaron sepultadas en las provincias de Hesa Awal, Paryan y Dara.

El gobernador en funciones de Panjsher, Abdul Rahman Kabiri, dijo que los rescatistas usaron sus manos y palas en un esfuerzo por encontrar a algún posible sobreviviente entre la nieve, que en algunas zonas supera el metro de altura, según reporte de la agencia informativa PAN.

“Los equipos de rescate han sido enviados a las zonas afectadas y se esperaba que el recuento de víctimas vaya en aumento”, admitó Syas y confirmó que al menos 18 personas aún se encuentran desaparecidas y se teme que también hayan muerto, dado el tiempo transcurrido.

El funcionario reconoció que las labores de rescate son muy complicadas, debido a la acumulación de la nieve, que ha cubierto grandes partes de Afganistán por una gran tormenta invernal que desde el viernes pasado golpea el noreste del país y el bloqueo de carreteras.

El gobernador interino dijo que las fuerzas de seguridad ayudan a los residentes locales en trabajos de rescate de las víctimas, que podrían ser muchas más, ya que en algunas casas sepultadas por la nieve estaban familias completas, por lo que nadie ha reportado su desaparición.

La nieve provocó tales estragos a pesar de que durante este invierno las temperaturas no han sido tan extremas.

Afganistán ha sufrido en los últimos años varios desastres naturales como deslizamientos, inundaciones y avalanchas.

En mayo pasado, un alud provocó la muerte de al menos 250 personas, mientras que 72 más perecieron en 2012 por un incidente similar, entre ellas 28 niños, según un reporte de la organización Save the Children.

Este fenómeno es frecuente en el país asiático, sin embargo, las autoridades carecen de protocolos de seguridad específicos para atender o prevenir las consecuencias de los deslaves.

Panjsher es una provincia pequeña y montañosa ubicada al norte de la capital afgana Kabul. En esa localidad la mayoría de la población vive en condiciones de pobreza, se dedican a la agricultura, al pastoreo de ovejas y tienen pequeños negocios y tiendas.