Avión de deudor choca sede fiscal

Feria de las Culturas comienza el 21 de mayo en el Zócalo
Por:
  • larazon

Redacción / La Razón

Joseph Stack se disgustó con el Departamento de Tesorería de Estados Unidos (DTEU), prendió fuego a un inmueble en su vecindario y luego lanzó el avión que pilotaba contra un edificio federal cercano a una sede de la CIA, en la zona de Austin, Texas.

Expertos del Departamento de Seguridad Interior argumentaron en entrevista televisiva que “el caso no era una agresión terrorista”.

El ataque ocurrió en la ciudad de Austin, Texas. Tres personas resultaron lesionadas, además del piloto suicida que perdió la vida al impactar las oficinas del Echelon Building.

Bomberos y equipos de rescate controlaron las llamas y sacaron escombros de la edificación de siete pisos, donde el DTEU mantiene una secretaría.

El vehículo usado en el ataque fue una avioneta ligera modelo Piper Cherokee PA-28. El piloto fue identificado como Joseph Andrew Stack. Al momento del ataque en el edificio Echelon trabajaban 195 personas.

Minutos después de la colisión dos aviones de combate F-16 despegaron de una base militar en Houston y sobrevolaron parte de la ciudad de Austin.

Anunció atentado. Tras las primeras investigaciones se informó que el suicida había publicado en internet un mensaje antigubernamental.

En su página Joseph Stack describe una serie de problemas con la oficina impositiva IRS y señaló a la violencia como ‘’la única solución’’.

El subjefe de bomberos Harry Evans informó de la desaparición de una persona, mientras que otras dos fueron conducidas a un hospital. Al cierre se desconocía su estado e identidad.

Las imágenes difundidas por televisión mostraron el momento en que salía humo negro del segundo piso y tercer piso del edificio mientras los bomberos intentaban controlar el incendio con mangueras. La gente evacuó el edificio y se reunió en el estacionamiento.

Se logró saber que previó al atentado, Stack prendió fuego a su casa en donde se encontraban su esposa e hijas, quienes resultaron ilesas.

Estados Unidos vivió ayer una ola de pánico... Mientras en Texas se combatía el fuego a un edificio por un piloto suicida, se anunciaba en San Francisco que debido a una amenaza de bomba un avión de la aerolínea United, con 193 pasajeros y seis tripulantes a bordo, que cubría la ruta desde Denver a San Francisco, fue desviado a Salt Lake City después de alertar de un explosivo.

El superintendente de operaciones del Aeropuerto Internacional de Salt Sake City, en Utah, Dave Korzep, dijo que el vuelo 741 de United se desvió después de que los controladores de tránsito aéreo recibieran la amenaza.

 En San Francisco, una amenaza de bomba a un avión de la aerolínea United con 193 pasajeros provocó su desvío hacia Salt Lake City.

agp