Irán bombardea bases estadounidenses en Irak

Irán bombardea bases estadounidenses en Irak
Por:

Con al menos una docena de misiles, este martes Irán atacó las bases aéreas de Al Assad y de Erbil en Irak, que albergaban fuerzas estadounidenses.

Al adjudicarse la autoría del ataque a las bases aéreas iraquíes, la Guardia Revolucionaria de Irán dijo que el bombardeo lleva el nombre de "Operación Mártir Soleimani", en referencia al general iraní asesinado por Estados Unidos.

Contenido relacionado: Pentágono promete contramedidas tras ataque iraní a sus bases militares

"Esta mañana, valientes combatientes de la Fuerza Aérea del IRGC (Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica) lanzaron la exitosa Operación Mártir Soleimani, con el código 'Oh Zahra' al disparar decenas de misiles tierra-tierra sobre la base de las fuerzas terroristas e invasoras de Estados Unidos", reportó el medio estatal de noticias iraní, ISNA.

La base estadounidense en Erbil, en el norte de Irak, también fue atacada. La Guardia Revolucionaria amagó, en una declaración en la televisión iraní, que “si Estados Unidos responde a estos ataques, habrá ataques más grandes en el camino. Esto no es una amenaza, es una advertencia ".



Emiten primeras respuestas en EU tras bombardeos

En tanto, funcionarios estadounidenses confirmaron a ABC News que misiles balísticos fueron lanzados desde el interior de Irán contra múltiples instalaciones militares estadounidenses dentro de Irak, un ataque del que hasta el momento no hay detalles sobre daños materiales ni de víctimas.

Monitorea Trump ataque a base estadounidense en Al Assad

Luego del bombardeo, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, informó que están "conscientes de los informes de ataques contra instalaciones estadounidenses en Irak" y aseguró que el presidente Donald Trump "ha sido informado y está monitoreando la situación de cerca y consultando con su equipo de seguridad nacional".

Ataque, una venganza por asesinato de Soleimani

De acuerdo con el reporte de la televisión estatal de Irán, el bombardeo contra la base militar es en represalia por el asesinato, en un ataque perpetrado por Estados Unidos, del general iraní Qassem Soleimani.

Se trata de una venganza por la muerte del general de la Guardia Revolucionaria, resaltó la televisora y añadió que al operativo se le llamó “Mártir Soleimani”. Además, detalló que la división aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, que controla el programa de misiles de Irán, fue la que lanzó el ataque.

La base Al Assad se ubica en la provincia occidental iraquí de Anbar. Las tropas de Estados Unidos la utilizaron por primera vez después de su invasión en 2003 en la que fue derrocado el dictador Saddam Hussein, y posteriormente volvieron allí para combatir al grupo Estado Islámico en Irak y Siria.

Precios del petróleo se disparan tras ataques

Los precios del crudo subieron y los futuros del mercado de valores de Estados Unidos se desplomaron este martes después de que Irán disparó múltiples misiles contra dos bases aéreas en Irak que albergaban tropas estadounidenses, lo que aumentó los temores de un conflicto más amplio en el Medio Oriente.

Los ataques, y la casi certeza de las represalias de Estados Unidos, aumentan la posibilidad de interrupciones en el suministro de petróleo, así como la posibilidad de que la violencia se extienda fuera de Irak.

Después de cerrar a la baja por primera vez en tres días en la sesión de negociación regular del martes, los precios del petróleo subieron bruscamente después de la noticia del ataque.

Trump visitó base en Al-Assad en 2018

La base militar Ayn Al-Assad, atacada por Irán este martes, fue visitada por el presidente Donald Trump en 2018, en una visita sorpresa para desear feliz Navidad a sus tropas estacionadas en el lugar.

Se trató de la primera visita a las tropas estadounidenses en una zona de guerra desde el comienzo de su presidencia. En ese entonces, Trump defendió su decisión de retirar a los soldados estadounidenses de Siria.

En aquella ocasión, el Air Force One, avión presidencial, abandonó Estados Unidos durante la noche desde la Base Conjunta Andrews y aterrizó en una base aérea al oeste de Bagdad. El asesor de seguridad nacional John Bolton, quien renunció el año pasado, también estuvo presente.

El viaje sorpresa se hizo “para visitar a nuestras tropas y líderes militares superiores para agradecerles por su servicio, su éxito y su sacrificio y para desearles una Feliz Navidad”, dijo en un tuit la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

olr