BP crea fondo por daños a pescadores, turismo...

Coche bomba deja un muerto en Berlín
Por:
  • larazon

AP / Washington

British Petroleum (BP) creará un fondo de 20 mil millones de dólares para compensar a las víctimas del colosal derrame de crudo en el Golfo de México, anunció el presidente estadounidense Barack Obama.

El presidente de BP, Carl-Henric Svanberg, pidió perdón por la catástrofe y dijo que suspenderá el pago de los dividendos trimestrales a los accionistas como parte del compromiso de la empresa para pagar a las víctimas.

Los 20 mil millones no serán un límite para lo que deberá pagar al final la petrolífera con sede en Gran Bretaña, sino que serán un fondo disponible de forma inmediata para pagar las compensaciones a residentes y empresas de la costa del Golfo, dijo Obama.

La empresa también creará un fondo de 100 millones de dólares para compensar a los trabajadores petroleros que perdieron sus empleos por la suspensión de las perforaciones que Obama ordenó tras la tragedia.

Obama anunció la medida en un discurso desde el Rosedal de la Casa Blanca, después de una reunión con Svanberg y otros ejecutivos de BP.

Además de los daños ambientales y el perjuicio a la población, el enorme derrame también ha causado una grave crisis política para el presidente, cuando se enfrenta a la firme oposición de los republicanos.

Una encuesta AP-GFK reveló que la mayoría de la población estadounidense cree que Obama no manejó bien la crisis del derrame, un resultado importante de cara a las elecciones legislativas de noviembre.

Svanberg habló poco después y dijo que quería disculparse por el derrame y expresar su aprecio por la paciencia de los estadounidenses mientras la compañía intenta cerrar el pozo afectado.

Once trabajadores murieron en la explosión de una plataforma de prospección que inició el derrame el 20 de abril.

El fondo independiente para compensar a las personas cuyos trabajos y cuyas vidas fueron dañados por el desastre será encabezado por el abogado Kenneth Feinberg, quien supervisó los pagos a las familias de las víctimas del 11-S.