Viernes 14.08.2020 - 03:17

Buscan mas victimas por alud en Colombia

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

Rescatistas buscaban más cuerpos en el poblado colombiano de Salgar, donde un alud tras intensas lluvias devastó la localidad y dejó al menos 78 muertos, así como centenares de damnificados.

Una avalancha de barro y escombros arrasó esa localidad montañosa en el departamento de Antioquia el lunes en la madrugada. Las autoridades han dicho que hay un número indeterminado de desaparecidos.

Carlos Iván Márquez, jefe de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, dijo por la noche que la jornada había terminado con 78 víctimas fatales.

En tanto, César Urueña, jefe de socorro nacional de la Cruz Roja Colombiana, explicó que también hay 37 heridos y unos 330 damnificados.

"Estamos haciendo un barrido y recorriendo a pie casa por casa y verificando presencialmente qué reporte final hay de personas desaparecidas", explicó.

Salgar vivió momentos de incertidumbre el lunes por la noche y el martes al amanecer. No paró de llover un instante y los habitantes del pueblo temieron un nuevo deslave. Apenas despuntaron los primeros rayos del sol los habitantes salieron de sus casas para seguir buscando a sus familiares y amigos.

Héctor Henao, un agricultor de 53 años, dijo que perdió a su hijo de 20 años, a su nuera de 15 y a su nieta de sólo dos meses. "Perdí más de media vida. Yo hubiera querido ser el muerto, pero Dios lo quiso así", comentó Henao.

La tragedia de Salgar podría convertirse en el incidente con más víctimas fatales en Colombia desde 1999, cuando un terremoto dejó más de mil muertos en la ciudad de Armenia. Una oleada de inundaciones durante la temporada de lluvias de 2011 cobró más de 100 vidas.

Otros sobrevivientes en Salgar contaron cómo se despertaron tras un fuerte estruendo y por los gritos de los vecinos. Muchos apenas pudieron reunir a sus familiares y salir del paso del torrente de piedras y lodo que destrozó casas y puentes en la quebrada Liboriana.

"La avalancha arrasó con todo", contó Diego Agudelo, que trabaja como albañil. Añadió que el río se llevó por delante parte de su vivienda.

El presidente Juan Manuel Santos, que viajó a la localidad para supervisar las labores de rescate, indicó que varios niños perdieron a sus padres en la tragedia y que los cuerpos de los fallecidos deben ser trasladados a la ciudad de Medellín para su identificación.

El mandatario prometió reconstruir las viviendas perdidas y proporcionar refugio y asistencia a las más de 300 personas afectadas por el alud. La inundación destrozó parte del acueducto del pueblo. Autoridades proporcionan agua, alimentos y mantas para ayudar a los residentes a sobrellevar lo que describieron como una emergencia humanitaria.