Cae un menor por crimen de reportera búlgara

Cae un menor por crimen de reportera búlgara
Por:

El supuesto responsable de la violación y asesinato de la periodista búlgara Viktoria Marinova fue detenido en Alemania y las autoridades de Bulgaria afirmaron que, por el momento, no hay indicios de que el crimen esté vinculado con el trabajo de la comunicadora de 30 años.

El sospechoso, es un joven de 20 años, procedente de Ruse, la misma ciudad de Marinova, donde fue violada, torturada y asesinada el pasado sábado de forma “brutal y cruel”, según el ministro del Interior búlgaro, Mladen Marinov.

Las autoridades dijeron que el detenido tiene antecedentes por delitos de menor grado, cuando era un adolescente, como el robo de chatarra.

“Tenemos pruebas suficientes para vincularlo con la escena del crimen y la víctima”, declaró el ministro en una comparecencia ante la prensa.

“Encontramos rastros de ADN de la víctima en su ropa, así como su ADN en el cuerpo de la periodista”, explicó.

El ministro añadió que se encontraron pertenencias de Viktoria Marinova —un pantalón y ropa interior— en la casa del supuesto autor del asesinato.

La televisión privada bTV difundió imágenes de las cámaras de seguridad en las que se muestra a un hombre que emprende la huida de la zona en la que se produjo el crimen.

El hoy detenido, siguió el ministro de Interior, escapó el pasado domingo hacia Alemania; la Justicia de ese país estudiará la petición de la extradición que ya formularon las autoridades búlgaras, en medio de la presión de la Unión Europea.

Viktoria Marinova tenía 30 años de edad, era presentadora y directora de TVN, un canal privado local, y su asesinato se produjo después de que el pasado 30 de septiembre dedicara una emisión a los casos de corrupción de funcionarios de la Unión Europea con fondos públicos, incluido el soborno de empresarios y políticos locales.

El contenido de ese programa hizo temer que la muerte violenta de Marinova se debiera a su trabajo, lo que elevó la presión internacional sobre el gobierno búlgaro para un rápido esclarecimiento del caso.

El homicidio de Marinova es el tercero en contra de periodistas que ocurre en un año, entre las naciones que integran la Unión Europea.