Jueves 13.08.2020 - 12:24

Cameron gana con mayoria absoluta en elecciones britanicas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto:

El Partido Conservador renovó el viernes el mandato popular para gobernar Gran Bretaña tras las elecciones parlamentarias del jueves, logrando una inesperada y contundente victoria que hará que el primer ministro David Cameron vuelva a ocupar el 10 de Downing Street en una posición más fuerte que antes.

La oficina de Cameron dijo que el político visitará más tarde el Palacio de Buckingham, donde se espera que comunique a la reina Isabel II que tiene suficientes apoyos para formar gobierno.

David Cameron, calificó su reelección en los comicios parlamentarios de ayer como “la más dulce” de todas las victorias.

“Esta es la victoria más dulce de todas” afirmó Cameron al reunirse con un grupo de colaboradores después de conocerse que su partido logró una mayoría de representantes en el parlamento de Westminster.

Los resultados oficiales confirmaron el triunfo al gobernante Partido Conservador con 326 diputados, seguido del Partido laborista (228), cuando aún falta el conteo de votos en diez distritos electorales.

El Partido Laborista sufrió una importante derrota en los comicios, perdiendo gran cantidad de escaños en favor de los revitalizados nacionalistas escoceses que arrasaron en Escocia.

Con los conservadores de Cameron logrando una mayoría simple de los 650 escaños de la Cámara de los Comunes, las elecciones parecen haberle reportado un resultado mucho mejor del que pronosticaban las encuestas, e incluso su propio partido. Con el escrutinio de 639 circunscripciones ya cerrado, los Conservadores tienen 324 representantes y los Laboristas 229.

El primer ministro estaba radiante la madrugada del viernes cuando se anunció su victoria en el distrito Witney, en el sur de Inglaterra.

"Esta es claramente una noche muy importante para el Partido Conservador", dijo en una comparecencia antes de anunciar la victoria general. Es el primer líder conservador en lograr la reelección desde Margaret Thatcher.

"Quiero que mi partido, y espero que el gobierno que querría liderar, reclame un manto que nunca deberíamos haber perdido — el manto de una nación, un Reino Unido", dijo Cameron prometiendo contrarrestar el aumento del nacionalismo escocés con más poderes para Escocia y Gales.

El Partido Laborista, liderado por Ed Miliband, fue aplastado en Escocia por el Partido Nacionalista Escocés (SPN, por sus siglas en inglés), que ganó casi la totalidad de los 59 representantes de la región.

"Lo que estamos viendo hoy es a Escocia votando para depositar su confianza en el SNP, para hacer que se escuche la voz de Escocia, una voz clara para terminar con la austeridad, mejor servicios públicos y políticas más progresistas en Westminster", dijo la líder del partido, Nicola Sturgeon, a la BBC.

"El león escocés ha rugido esta mañana en todo el país", dijo el ex líder de la formación nacionalista Alex Salmond, que fue elegido en Gordon.

Miliband anunció el viernes que dimitirá luego de que la formación que encabeza lograse un resultado peor del esperado.

Hablando ante seguidores laboristas que le mostraron su apoyo con vítores, el político dijo que renunciará de inmediato para que el partido pueda reconstruirse.

"Esta ha sido una noche muy decepcionante y difícil para el Partido Laborista", dijo Miliband en la madrugada del viernes.

El socio de la coalición de gobierno de Cameron, el Partido Liberal Demócrata, sufrió una debacle en las urnas, perdiendo la mayoría de sus representantes como castigo por apoyar el programa conservador desde 2010.

A pesar de haber revalidado su escaño, Nick Clegg, dimitió el viernes como líder de la formación.

Los votos de cada distrito se contaron a mano y el anuncio de los resultados siguió un ritual conocido. Los candidatos — que llevan un gran distintivo con el color de su partido — se alinean en el escenario como si fuesen boxeadores mientras esperan a que un funcionario lea los resultados.