Miércoles 23.09.2020 - 02:15

Cayó el último carnicero de Serbia: Mladic

Criticar bodas gay no vulnera Estado Laico, asegura Arquidiócesis
Por:

Foto AP

En una tranquila granja de la localidad de Lazarevo, en Serbia, fue detenido el ex jefe del Ejército serbiobosnio Ratko Mladic, acusado de la muerte de ocho mil musulmanes en Srebrenica. Mladic presentaba un semblante pálido, como si llevara mucho tiempo encerrado, explicó Rasim Ljajic, responsable de la búsqueda de criminales de guerra.

El ex militar se ocultaba bajo el nombre de Milorad Komadic y no usaba ningún disfraz, pero su rostro envejecido evitaba que fuera reconocido por las imágenes del conflicto de los Balcanes.

De acuerdo con el informe policiaco Mladic tenía dos pistolas cargadas cuando fue hallado; sin embargo, cooperó y no ofreció resistencia.

El diario serbio Blic informó que Mladic sufrió un infarto cerebral durante los años que ha estado huido de la justicia y tiene inmovilizada una mano.

Mladic fue trasladado al Tribunal Especial de Belgrado, donde estaba siendo interrogado por un juez. Sin embargo, el magistrado tuvo que suspender el turno de preguntas debido a la "mala salud" del detenido.

"Apenas podía responder", expresó uno de los abogados.

Según informaciones aparecidas en 2006, tras la guerra vivió en un suburbio de clase alta de Belgrado, protegido por Slobodan Milošević, y en instalaciones militares hasta junio de 2002, en que se le permitió escapar y se le perdió la pista.

Su captura y entrega al tribunal fue una de las condiciones que puso la Unión Europea para el acceso de Serbia a la misma, cuyo acuerdo de asociación fue bloqueado por el veto de los Países Bajos.

ENTRADA A LA UE. "Hoy hemos cerrado un capítulo difícil de nuestra historia reciente", manifestó el presidente serbio, Boris Tadic, ante la prensa. "Estoy muy orgulloso de nuestras fuerzas de seguridad y quiero felicitarlos. Es muy bueno para Serbia que este capítulo esté cerrado.

Creo que todas las puertas para nuestra entrada en la Unión Europea están abiertas", agregó Tadic.

"Serbia ha cooperado con el Tribunal de La Haya y las críticas recibidas sobre la falta de cooperación con la Corte ya no son válidas", manifestó el presidente.

La detención de Mladic se produce pocos días después de las más recientes críticas de Serge Brammertz, el fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), que había acusado a Serbia de no cooperar plenamente.

El presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, aplaudió la detención del Mladic y manifestó su esperanza de que sea "rápidamente" transferido al TPIY. La alta representante de la UE para la Política Exterior, Catherine Ashton, declaró que con el arresto "pronto se acelerará el proceso de integración de Serbia a la UE".

Para el presidente francés, Nicolás Sarkozy, el arresto constituye "una etapa más en la integración de Serbia en la UE". El ex presidente serbiobosnio, Radovan Karadzic, también juzgado en La Haya por crímenes en Srbrenica, se dijo "desolado" por la detención de Mladic.

Carnicero de los Balcanes

Nació el 12 de marzo de 1942 en Božanovići

Fue el Jefe de Estado Mayor del Ejército de la República Srpska durante la Guerra de Bosnia

En 1996, junto con otros líderes, fue acusado de crímenes de guerra y genocidio por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia

La guerra de Bosnia

El 6 de abril de 1992 se desató la guerra bosnia, un conflicto internacional que se desarrolló en la actual Bosnia y Herzegovina y concluyó el 14 de diciembre de 1995. Fue causada por una combinación de factores políticos y religiosos: exaltación nacionalista, crisis políticas, sociales y de seguridad que siguieron al final de la guerra fría y la caída del comunismo en la antigua Yugoslavia.

La guerra causó cerca de cien mil víctimas civiles y militares, así como casi dos millones de desplazados.

Un juicio tuvo lugar ante la Corte Internacional de Justicia, a raíz de una demanda presentada en 1993 por Bosnia y Herzegovina contra Serbia y Montenegro acusándolos de genocidio.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), en su sentencia de 26 de febrero de 2007 determinó que Serbia no tuvo responsabilidad por el genocidio cometido por las fuerzas serbias de Bosnia en la masacre de Srebrenica en 1995.