Centra OTAN su atencion en Rusia y Afganistan

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex

El nuevo secretario general de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen, aseguró hoy aquí que la operación en Afganistán y un acercamiento con Rusia serán sus principales prioridades al frente de la alianza atlántica.

"Vamos a permanecer en Afganistán el tiempo que sea necesario", dijo Rasmussen en su primera rueda de prensa tras asumir el sábado pasado el cargo de secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en sustitución del holandés Jaap de Hoop Scheffer.

Indicó que su principal reto al frente de la OTAN será la guerra en Afganistán, incluidas negociaciones con los miembros moderados del movimiento Talibán.

A mediano plazo, señaló que el objetivo será transferir a las autoridades afganas las responsabilidades de seguridad, pero por ahora la OTAN contribuirá a que las elecciones presidenciales del 20 de agosto tengan lugar en un clima de libertad y credibilidad.

Confió en que la misión internacional en Afganistán será un éxito, aunque reconoció que "no va a ser fácil", según fuentes de la alianza atlántica.

Rasmussen, de 56 años y ex primer ministro danés, afirmó que la segunda prioridad de su mandato de cinco años será mejorar las relaciones con Rusia, deterioradas en agosto del año pasado a raíz de la guerra entre Rusia y Georgia en Osetia del Sur.

"Las discrepancias que mantenemos no deberían deteriorar nuestras relaciones", añadió.

También reafirmó los planes de ampliación de la alianza atlántica con nuevos socios del este de Europa, pese a que esta cuestión es uno de los principales motivos de fricción con Rusia.

Como tercera prioridad, el nuevo secretario general citó las relaciones de la alianza atlántica con los países del Mediterráneo, con los que espera establecer un diálogo basado en el respeto mutuo, la comprensión y la confianza.

"Me comprometo de manera personal al diálogo con todos ellos y a escuchar sus puntos de vista", dijo.

Respecto a su posición durante la publicación de 12 caricaturas del profeta Mahoma en 2005, cuando era primer ministro de Dinamarca, situación que enfureció al mundo musulmán, enfatizó que se trata de un "elemento del pasado".

Como primer ministro, Rasmussen tomó distancia de las caricaturas, pero resistió los llamados de que ofreciera disculpas, citando la libertad de expresión y señalando que su gobierno no podía ser responsabilizado por las acciones de los diarios daneses.

El nuevo secretario general comenzó este lunes a trabajar en la sede de la alianza atlántica en Bruselas y mañana martes presidirá la primera sesión del Consejo de la OTAN.

arf