Cercan a Trump: exjefe de campaña se declara culpable

Cercan a Trump: exjefe de campaña se declara culpable
Por:

El exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, reconoció su responsabilidad por los delitos de conspiración y obstrucción de la justicia, y aceptó cooperar con el fiscal especial, Robert Mueller, en la investigación en torno a la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Poco antes del inicio de su juicio en el que admitió dos delitos para librarse de cinco acusaciones, entre ellas lavado de dinero y negocios en Ucrania, lo que representa otra victoria judicial para Mueller.

Este arreglo refuerza las acciones de la fiscalía contra el equipo cercano del republicano, quien días antes reconoció a Manafort por rehusarse a cooperar.

De acuerdo con las investigaciones, Manafort, quien más lazos tiene con Moscú, fue relacionado en la indagatoria por su trabajo de consultoría política en Ucrania; cabe destacar que posteriormente a las elecciones en las que Trump derrotó a Hillary Clinton, hace dos años, se revelaron presuntas reuniones de parte del equipo del republicano con empresarios rusos, como una en la que participó Paul con un abogado ruso que Donald Trump Jr. recibió como parte de un intento del gobierno ruso para ayudarlo en la campaña de su padre.

Medios locales señalan que como parte del trato, el gobierno podría confiscar las casas de Manafort en Nueva York, en los Hamptons y en Virginia, así como sus cuentas bancarias y pólizas de seguro.

El Dato: En torno a las acusaciones pendientes contra Manafort, autoridades prevén que enfrente una pena de entre 7 y 10 años de prisión, por evasión fiscal y fraude.

De acuerdo con las investigaciones, Paul cometió diversos ilícitos durante la campaña de Trump en torno a declaraciones falsas sobre decenas de millones en dólares en ingresos por consulta política, así como para obtener créditos por millones de dólares, aunque en estos casos el jurado no alcanzó un veredicto.

Casa Blanca descarta vínculo con Trump. Luego de conocerse que Paul Manafort, quien encabezó la campaña de Donald Trump a la presidencia, la Casa Blanca descartó que el resultado de este caso afecte al republicano.

“Esto absolutamente no tiene nada que ver con el presidente (Trump) o su victoriosa campaña presidencial del 2016. Es totalmente ajeno”, señaló la vocera presidencial, Sarah Sanders, tras enterarse del acuerdo con la fiscalía acerca de la investigación de posibles nexos con Rusia.

En tanto, el abogado de Trump, Rudy Giuliani, aseveró que el mandatario no hizo nada malo, por lo que el arreglo de Manafort con la fiscalía no representa un golpe al gobierno; mientras que Trump fustigó a su abogado Michael Cohen por llegar a un acuerdo con Mueller, lo que detonó la especulación sobre un posible perdón presidencial a Manafort.