China inicia limpieza en zona de explosion

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

Trabajadores con vestimenta de protección iniciaron el jueves la remoción de los escombros, automóviles y contenedores quemados del depósito de productos químicos que explotó la semana pasada y dejó al menos 114 muertos en Tianjin, China.

Las autoridades han ordenado que se verifique en todo el país el estado de materiales peligrosos y las fuerzas armadas dijeron que inspeccionan las medidas de almacenamiento de armas, municiones y combustibles, además de sustancias químicas, explosivas y tóxicas, informó el oficial Diario del Ejército Popular de Liberación.

También se acelerará la capacitación del personal en el manejo de esos materiales y la ejecución de medidas en caso de emergencia, dijo el periódico.

Para destacar la importancia de las medidas, el presidente Xi Jinping y otros miembros de la máxima jerarquía se reunieron en Beijing para recibir un informe sobre los avances en la investigación del desastre.

"Últimamente en algunos lugares se han producido accidentes industriales de gran magnitud, uno tras otro, lo que revela una vez más que los problemas en materia de seguridad industrial persisten y son graves", dijo un comunicado emitido tras la reunión.

Es necesario mejorar la seguridad y modificar las actitudes para "contener el estallido de grandes accidentes, mejorar fundamentalmente la seguridad industrial y proteger la vida y propiedad de las masas populares", dijo el comunicado.

Además de la violación de normas de seguridad, la corrupción oficial fue declarada como una causa adicional del desastre del 12 de agosto en la ciudad portuaria de Tanjin al revelarse el miércoles que el hijo de un exjefe policial, uno de los dos dueños comanditarios del depósito, utilizó sus conexiones para obtener permisos a pesar de las violaciones a la seguridad.

El otro dueño es un ex directivo de una compañía química estatal que también empleó sus conexiones para allanar el camino a la aprobación de las instalaciones de Logística Internacional Ruihai, informó la agencia noticiosa estatal Xinhua.

Las explosiones que remecieron Tianjin estuvieron entre los accidentes industriales más graves en China en los últimos años y los más mortíferos para los bomberos, de los cuales hubo 102 entre los 179 muertos y desaparecidos. Las autoridades dijeron que unas 700 personas permanecen hospitalizadas, en tanto 30.000 vecinos vieron sus vidas trastornadas por el desastre.

Un interrogante crucial es por qué se pudo almacenar sustancias tóxicas como cianuro de sodio, nitrato de amonio, nitrato de potasio y otras sustancias tóxicas en un depósito que se encontraba a menos de mil metros de viviendas y vías públicas, en clara violación de las normas de seguridad.

La explicación de los dueños comanditarios, identificados como Yu Xuewei, ex directivo de SinoChem y Dong Shexuan, hijo del ex jefe de policía, es que buscaron hasta encontrar una compañía de inspección dispuesta a darles su aprobación.

Los dos están entre la decena de personas arrestadas, según trascendidos y que incluye altos funcionarios de la compañía administradora del depósito.