CIA derribó avión de misioneros por error

Experto del caso  Iguala defiende derecho a cometer actos terroristas
Por:
  • larazon

Redacción / La Razón

Conoce cómo ocurrieron los hechos

Cinco minutos de súplicas, de ruegos, de llantos, no fueron escuchados por elementos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), quienes asumieron que las voces de los tripulantes de la avioneta sin bitácora de vuelo, que volaba sobre la selva peruana, eran de narcotraficantes y determinaron derribarla. Nueve años más tarde se sabe que los pasajeros eran misioneros estadounidenses.

Corría el año de 2001 cuando se dio el suceso que hoy es reconocido como un error de parte de la CIA y las Fuerzas Armadas del Perú. Una precipitación que cobró la vida de Verónica Bowers y su hija de menos de un año. El piloto de la nave, Kevin Donaldson, resultó herido.

Un video, tomado desde el avión de inspección de la DEA, fue difundido por la cadena ABC News. El material muestra y presenta la conversación previa entre agentes de la DEA/CIA y militares peruanos en el que, sin mayor contraste de la información de la que sospechaban, deciden convertir a una avioneta sin bitácora de vuelo en un enemigo transportando droga al que deben abatir.

El ataque ocurrió el 20 de mayo del 2001. En la aeronave iban Jim y Verónica Bowers y sus dos hijos, Cory y Charity, quienes regresaban a su hogar en Perú en un pequeño avión tras un viaje a Brasil. Los Bowers estaban trabajando como misioneros cristianos en una zona del río Amazonas cerca de Iquitos (Perú), una región selvática remota próxima a la frontera entre Brasil y Colombia y habitualmente transitada por narcotraficantes.

Los operadores piden al piloto de la avioneta que vire el rumbo hacia Pucallpa porque no tenían plan de vuelo autorizado. Luego se produce la confusión y en una conversación algo absurda entre un angloparlante y un peruano. El primero comenta que no está seguros de si la nave pertenece a “amigos o bandidos”. El peruano o hispanohablante le responde: “bandidos, bandidos” y proceden a dispararle... Acto seguido la avioneta cae a un río.

Pete Hoekstra, jefe de la Comisión de Información de Seguridad del Congreso de Estados Unidos, se declaró decepcionado por las recientes conclusiones a las que llegó la Junta de Rendición de Cuentas sobre el ataque perpetrado por las Fuerzas Aéreas del Perú y la CIA a una nave que sobrevolaba la selva peruana en el 2001.

“Eran ciudadanos americanos que fueron brutalmente asesinados”, expresó.

 La CIA y la Fuerza Aérea de Perú estaban trabajando en la misma zona tratando de interceptar a los contrabandistas

de drogas.