CIA mantenia despiertos durante 6 dias a presos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

AP/Washington

Un año después de que el gobierno de George W. Bush abandonara sus métodos de interrogación más severos, agentes de la CIA aplicaron técnicas extremas de privación del sueño al mantener a un prisionero despierto por seis días consecutivos a finales de 2007.

Con el permiso de abogados del gobierno, los funcionarios que interrogaban al prisionero, no identificado, lo amarraron a las paredes y al piso de una celda para evitar que se durmiera. Esto de acuerdo con funcionarios y documentos emitidos como parte de un reporte interno de la CIA que la administración del presidente Barack Obama dio a conocer esta semana.

A pesar de que el nombre del detenido y otros detalles importantes están tachados en los documentos, sólo se sabe de un prisionero que estaba bajo custodia de la CIA en ese momento: Mohammed Rahim al-Afghani, sospechoso de ser miembro de Al Qaeda y traductor de Osama bin Laden.

Los documentos indican que aun cuando el gobierno de Bush abandonaba el uso de las técnicas de interrogación más duras, la CIA continuaba empujando el límite de lo que los asesores legales del gobierno consideraban aceptable.

El informe describe cómo en dos oportunidades en 2007 se le permitió a la CIA traspasar los límites impuestos por los abogados, cuyos reglas indicaban que los prisioneros podían ser privados del sueño hasta por cuatro días.

El primer caso ocurrió en agosto de 2007, cuando la Oficina de Asesoramiento Legal dio permiso a los agentes para que mantuvieran despierto por cinco días a un detenido no identificado. Según los documentos, para mantener al prisionero despierto se le encadenaron las manos por encima del corazón y le pusieron pañales para que estuviera todo el tiempo amarrado sin ir al baño.

El segundo incidente ocurrió en noviembre de 2007. Donde una vez más se le pidió permiso a los abogados para mantener a uno de los detenidos despierto por un día más. Los agentes presionaron para mantenerlo sin dormir por otras 24 horas, lo que llevó a que estuviera seis días seguidos despierto.

En el reporte no queda claro si se trataba del mismo prisionero. El vocero de la CIA, George Little, no quiso revelar la identidad del prisionero.

fdm