ONU: retorno debe ser prioridad en cuanto se controlen brotes

Por cierre de escuelas, la ONU advierte catástrofe generacional

Se pueden socavar décadas de progreso y ahondar desigualdades, dice; mil millones, sin clases

Protesta
Docentes, padres y alumnos durante una protesta, ayer, en NY contra las clases presenciales.Foto: AP
Por:

La pandemia del coronavirus ha provocado la mayor paralización educativa de la historia y el cierre de escuelas en más de 160 países afectaba, a mediados de julio, a más de mil millones de estudiantes, advirtió ayer el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, ayer.

Además, al menos 40 millones de niños en todo el mundo se han perdido la educación “en su año crítico de preescolar”, agregó.

Como resultado, Guterres advirtió que el mundo enfrenta “una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, socavar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades enquistadas”.

Ya desde antes de la pandemia, el mundo sufría “una crisis de aprendizaje”, con más de 250 millones de niños sin escolarizar y sólo un cuarto de los jóvenes de secundaria que dejaban la escuela en países en desarrollo tenían “habilidades básicas”, explicó Guterres.

Según una proyección global sobre 180 países elaborada por la agencia de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) y organizaciones asociadas, unos 23.8 millones de alumnos más entre el jardín de infantes y la universidad están en riesgo de abandonar sus estudios o de no tener acceso al próximo curso académico por el impacto económico de la pandemia.

“Estamos en un momento decisivo para los niños y jóvenes del mundo (...) Las decisiones que los gobiernos y los socios tomen ahora tendrán un impacto duradero en cientos de millones de jóvenes y en las perspectivas de los países en vías de desarrollo para las próximas décadas”, dijo Guterres en un mensaje en video y en una conferencia de prensa sobre el informe de 26 páginas.

Según el reporte, “la paralización educativa sin precedentes” por la pandemia está lejos de terminar y hasta 100 países no han anunciado todavía el calendario para la reapertura de centros educativos.

“Una vez que la transmisión local del Covid-19 esté bajo control, hacer que los estudiantes regresen a las escuelas e instituciones educativas con la mayor seguridad posible debe ser una prioridad”, manifestó.

La UNESCO tiene previsto celebrar una importante videoconferencia de alto nivel en otoño, probablemente en la segunda mitad de octubre, para lograr compromisos de los líderes mundiales y de la comunidad internacional que sitúen a la educación en primera línea de las agendas para la recuperación, explicó la subdirectora general de la institución para Educación, Stefania Giannini, a reporteros.

“Puede haber compensaciones económicas, pero cuanto más tiempo sigan cerradas las escuelas, más devastador será el impacto, especialmente en los niños más pobres y vulnerables”, advirtió Giannini.

Los colegios no solo proporcionan educación, sino que también ofrecen protección social y nutrición, especialmente a jóvenes vulnerables, afirmó.

La crisis del coronavirus ha ampliado las desigualdades digitales, sociales y de género, dijo Giannini añadiendo que las niñas, refugiados, discapacitados, desplazados y jóvenes de zonas rurales son los más vulnerables y tienen oportunidades limitadas para continuar su educación.

Gráfico

PROTESTAN EN EU POR REAPERTURAS

 Con la reapertura de algunas escuelas públicas en Estados Unidos, que ya han dejado los primeros casos positivos a Covid-19, manifestantes en al menos tres docenas de distritos escolares de todo el país salieron a las calles el lunes para exigir que la ciencia y la salud se privilegien en la toma de decisiones sobre cuándo y cómo reanudar el aprendizaje en persona.

Los docentes protestaron el lunes desde sus automóviles contra los planes de algunos gobernadores de reanudar la asistencia a las aulas pese a la persistencia de la pandemia de coronavirus, mientras que en Arizona, Florida, California y Texas se registraron descensos en los nuevos contagios.

Los profesores, que pintaron mensajes de protesta en sus coches y circularon en caravana junto a otros trabajadores escolares, quieren que las clases se lleven a cabo de manera virtual hasta que las pruebas demuestren que las aulas son seguras y los distritos contraten más enfermeros y orientadores escolares.

La Milwaukee Teachers’ Education Association, el sindicato que representa a los profesores de las escuelas públicas de todo el estado, publicó en Twitter fotos de manifestantes haciendo lápidas de cartón con mensajes como “Aquí yace un estudiante de tercer grado de Green Bay que se infectó de Covid en la escuela” y “Descanse en paz la abuela que murió de Covid ayudando a sus nietos con los deberes”.

El lunes, en lo que podría haber sido una respuesta, el presidente Trump repitió su llamado a que se abran las escuelas tuiteando: “Abran las escuelas”.

  • El dato: Israel, que en mayo se convirtió en uno de los primeros países del mundo en retornar a clases presenciales, es un ejemplo de los riesgos, pues este movimiento provocó 200 contagios.