Colombia garantiza ayuda para ciudadanos expulsados de Venezuela

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Archivo AP

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró hoy en la ciudad de Cúcuta, epicentro de la crisis fronteriza con Venezuela, que los connacionales expulsados de ese país recibirán apoyo económico y sus hijos regresarán al colegio.

"Aquí estamos para atenderlos. Siéntanse en su casa. Vamos ayudarlos en todo lo que podamos, vamos a darles empleo y que hijos vayan a colegio y no pierdan un solo día de clase", señaló.

El mandatario agregó que se está a la espera de que el gobierno de Venezuela autorice el paso de camiones dispuestos para que pasen y apoyen el traslado de los enceres de los connacionales a Colombia.

“Ahí tenemos todavía, los camiones listos. Estamos pidiéndoles a las autoridades venezolanas que permitan el paso de esos camiones para recuperar los utensilios de estas familias que están en el otro lado de la frontera”, comentó.

El mandatario señaló que las autoridades trabajan para que los expulsados encuentren las “mejores condiciones a rehacer sus vidas de la mejor forma posible”.

Santos llegó este sábado a Cúcuta y después visitó el municipio de Villa del Rosario, donde inspeccionó los albergues y las condiciones de vida de los deportados.

“Hoy hemos venido a instalar y a poner en marcha y a oír el informe del puesto de mando que tiene que ver con la parte humanitaria”, precisó.

De igual forma hizo referencia a la conformación de la Junta Directiva para atender la crisis fronteriza causada por la masiva deportación y expulsión de colombianos de Venezuela.

“Cuatro ministros, el ministro de Hacienda, Interior, la canciller y la directora del Departamento para la Prosperidad Social (DPS) la conforman”, explicó.

Durante su intervención en el puesto de mando unificado, ubicado en inmediaciones del puente internacional Simón Bolívar, el mandatario manifestó su descontento con Venezuela ante la negativa de acceder a los acuerdos pactados en Cartagena.

El presidente ratificó las ayudas del Estado para el traslado de los deportados a sus ciudades de origen y el otorgamiento de subsidios de arrendamiento en cualquier ciudad del país por un valor de 750 mil pesos (234 dólares) durante tres meses.

Venezuela empezó a deportar a colombianos que se encontraban de forma irregular en su territorio, luego que un ataque de presuntos paramilitares colombianos hirió a tres suboficiales del ejército venezolano.

Maduro cerró la frontera y decretó la semana pasada el Estado de Excepción en cinco municipios del estado de Táchira, fronterizos con Colombia, y reforzó las operaciones de las fuerzas policiales y militares venezolanas en la población de San Antonio del Táchira.