Congreso relaja debate para sacar a Cuba de lista terrorista

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos archivo Cuartoscuro

El 14 de abril el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció su decisión de retirar a Cuba de la lista de países que financian el terrorismo.

Con un plazo de 45 días, aún está pendiente la autorización del Congreso, de mayoría opositora al mandatario, para que se convierta en realidad la mayor exigencia del mandatario Raúl Castro dentro de la normalización de relaciones entre ambos países.

“Estamos ante un claro embate republicano hacia los demócratas por el tema electoral. El tema de Cuba es delicado porque tradicionalmente están en contra. Mientras menos posibles sean los avances mejor para los conservadores, así vamos a ver la lucha de los conservadores y el lobbying”, dijo a La Razón el internacionalista del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.

De inicio el tema dividió al Congreso, incluso dentro de la bancada republicana.

El aspirante presidencial Marco Rubio, de origen caribeño, se opuso rotundamente a la iniciativa del Ejecutivo de su país.

“Cuba es un patrocinador del terrorismo, alberga fugitivos de la justicia estadounidense y ayuda a Corea del Norte. Es un mensaje escalofriante a nuestros amigos en el extranjero”, sostuvo. No obstante, diez días después, las posturas dentro de los legisladores empezaron a flexibilizarse.

La congresista de Florida Ileana Ros-Lehtinen explicó a la revista de asuntos internacionales Foreign Policy que ella había planeado elaborar el dictamen para anular la propuesta del Departamento de Estado, que preside John Kerry.

Sin embargo, finalmente no lo hará: “Nos lo dijeron expertos en reglas parlamentarias: simplemente no se puede hacer”, añadió la legisladora de origen cubano.

Laborde insistió que habrá presiones por parte de los cubanos residentes en la Unión Americana y de los conservadores para no sacar a la isla salir de la lista y para mantener la política tradicional.

Sin embargo “Cuba quedará fuera de la lista: podemos atinarlo por las declaraciones que se han hecho”, sostuvo.

Para el internacionalista del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), David Crow, el retiro de la lista negra es un asunto menor dentro de las negociaciones para la oposición republicana.

“Cunde una impresión de que en realidad Cuba nunca mereció estar en la lista de terroristas, que fue más bien una medida que se tomó durante el periodo de Reagan, cuando estaba en pleno apogeo la Guerra Fría”, declaró.

Explicó a este diario que se espera una mayor oposición republicana en cuanto a la eliminación total del bloqueo económico.

El académico experto en asuntos de Norteamérica afirmó que en el contexto internacional actual hay mayores posibilidades transformadoras de un acercamiento entre los dos países, para dar lugar a un intercambio de personal diplomático.

En este escenario, el pasado martes, Raúl Castro sostuvo que a partir del 29 de mayo podrá haber embajadas si Cuba queda eliminada de la lista negra.

Tardan 2 años en abrir cuentas en Florida

Cuba negocia la apertura de una cuenta bancaria en Florida, la primera desde que en 2013 su Sección de Intereses en Washington se quedó sin un servicio bancario en Estados Unidos, informó hoy la prensa local.

José Ramón Cabañas Rodríguez, jefe de la Sección de Intereses, dijo durante una reunión en Sarasota, Florida, con el World Affairs Council que Cuba negocia con un banco del estado, de acuerdo con un reporte del diario Tampa Tribune divulgado este miércoles.

“Estamos avanzando”, dijo Cabañas Rodríguez durante el foro sobre temas mundiales realizado en el New College de Florida.

Ni la misión de Cuba en las Naciones Unidas ni la Sección de Intereses tienen cuenta bancaria en Estados Unidos desde noviembre de 2013, cuando el banco de Búfalo M&T Bank cesó la relación con la isla.

Cuba ha demandado a Estados Unidos servicios bancarios y la salida de la lista de países patrocinadores del terrorismo para restablecer las relaciones diplomáticas.