Cortan tubería y preparan cúpula para canalizar derrame

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Miami.-El último intento de la British Petroleum (BP) por contener el derrame de petróleo en el Golfo de México tuvo éxito hoy al lograr cortar la parte superior de la tubería dañada, informó hoy el almirante Thad Allen, de la Guardia Costera.

Allen calificó la operación de "un paso adelante significativo" durante una rueda de prensa en Louisiana, cuyas costas han sido las más afectadas por el derrame de crudo, que ya se extiende por 45 días.

Reportó que en lugar del corte fino que se pretendía en la tubería, lo ingenieros realizaron un corte más irregular con tijeras de presión, luego que una sierra de diamante se atascó y tardaron 12 horas en destrabarla.

El almirante explicó que el siguiente paso es colocar una cúpula sobre la tubería para transportar el petróleo a una barcaza en la superficie del mar, pero el corte irregular significa que el sellado no será tan hermético.

A pesar de los progresos no está claro cuánto petróleo seguirá saliendo de la ruptura del oleoducto. Previamente se dijo que la medida era arriesgada porque el corte de la tubería podría acrecentar el flujo de crudo hasta en 20 por ciento.

El intento de BP por contener y no taponar la salida de petróleo es una medida paliativa, pues la fuga no se podrá frenar totalmente hasta que se termine en agosto el primero de dos pozos alternativos que se construyen en la actualidad.

El último esfuerzo de contención llega con BP, responsable del derrame, lanzando una campaña publicitaria nacional con anuncios de televisión con el jefe ejecutivo, Tony Hayward, emitiendo una disculpa y con la promesa de "hacer las cosas bien”.

En tanto la mancha de petróleo se acercaba cada vez más a las costas del noroeste de Florida, a 10 kilómetros el jueves, y amenazaba las playas turísticas, principal motor de la economía del estado.

Le peor fuga de petróleo en la historia de Estados Unidos había alcanzado ya más de 200 kilómetros de litoral de Louisiana, afectando aves y peces, mientras que en Mississippi y Alabama se reportaban los primeros indicios de chapapote en sus litorales.

vms