En Estados Unidos

Crece apoyo para liberar a asesinos de pederasta

Suman 648 mil firmas a favor de Alejandro y Christian Treviño, detenidos en Texas; su padrastro abusaba de su hermana de 9 años

De izq. a der.: Alejandro y Christian Treviño y Juan Eduardo Meléndez.
De izq. a der.: Alejandro y Christian Treviño y Juan Eduardo Meléndez.Foto: Especial
Por:
  • Jorge Butrón

Familiares y amigos de los hermanos Alejandro y Christian Treviño quienes enfrentan cargos en Estados Unidos por homicidio capital, por golpear y matar a Gabriel Quintanilla —esposo de su madre—luego de descubrir que estaba abusando activamente de su hermana de nueve años lanzaron una petición en la plataforma Change.org para que sean liberados.

De acuerdo a la misma plataforma, los adolescentes de 18 y 17 años, acompañados de su amigo, Juan Eduardo Meléndez, de 18 —quien también participó—, están actualmente bajo custodia y sus fianzas están fijadas en más de un millón de dólares cada uno.

Si son declarados culpables de homicidio capital, se enfrentan a una sentencia mínima de cadena perpetua sin libertad condicional. Por esa razón, los peticionarios pidieron al gobierno de Texas liberar a la brevedad a los jóvenes que, por defender a su hermana.

De acuerdo con medios locales, los hermanos enfurecieron cuando se enteraron que su padrastro, de 42 años, estaba acusado de haber tocado indebidamente a la menor, por lo que fueron a su casa rodante para enfrentarlo y golpearlo. El hombre ya tenía acusaciones en 2014 y 2016 por abuso a otras dos niñas.

Posteriormente, escaparon del sitio, aunque momentos después lo encontraron caminando por la calle, ya golpeado, por lo que arremetieron de nueva cuenta hasta matarlo; posterior a ello, lo subieron a una caja de camioneta y su cuerpo la abandonaron en un sembradío de Mc Allen, Texas.

En la plataforma Change.org familiares y amigos desean que la petición llegue hasta el juez, que es quien tiene el poder para sentenciar o liberar a los acusados. Actualmente van 648 mil 646 firmas recopiladas y van por un millón, con el objetivo de hacer presión a la justicia de ese estado y lograr la liberación de los jóvenes.

Para miles de personas, los adolescentes buscaban “proteger” a su hermana, y por ello están en busca que los jóvenes hispanos sean liberados por medio del perdón del gobernador de Texas, Greg Abbott.