Martes 7.07.2020 - 19:50

Crisis en Brasil golpea finanzas... de sus socios

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

Desde 2009, a la mitad del segundo mandato del presidente Lula da Silva, comenzó el proceso de deterioro de Brasil que culminó este año, en medio de un escándalo de corrupción y una caída en la popularidad de los mandatarios.

Esta crisis, según expertos financieros, genera efectos con los socios de América Latina, donde han caído las exportaciones y el comercio.

En principio, los más expuestos a sufrir las consecuencias de la crisis son sus socios históricos en el Mercosur, Argentina, Paraguay y Uruguay. Pero aún entre ellos hay diferencias.

“Argentina es un país muy ‘Brasildependiente’ en la parte industrial. Como su industria tiene más peso y tradición que la paraguaya o al uruguaya, es el más afectado. A pesar de eso, los otros dos vienen empujando para que el Mercosur haga acuerdos con otras regiones del mundo”, declaró Fernando Cardim de Carvalho, economista del Instituto Brasileño de a la agencia argentina Infobae.

En marzo pasado, la encuesta del Banco Central de Brasil, que reúne las estimaciones de cerca de cien de los principales economistas del país, reveló una proyección según la cual la economía brasileña se contraerá en un 0.58 por ciento este año, es decir su peor desempeño económico en los últimos 25 años.

De acuerdo con datos de la administración que encabeza Dilma Rousseff, el comercio de Brasil con sus vecinos está en pleno retroceso.

Las exportaciones del antes llamado gigante sudamericano a América Latina y el Caribe cayeron 14 por ciento en 2014 comparadas con el año anterior y siguieron en picada hasta caer 21.5 por ciento en los dos primeros meses de este año respecto al mismo período de 2014, según datos del gobierno.

Y las compras brasileñas a países de América Latina y el Caribe también se contraen, aunque menos: en ocho por ciento en 2015 y 16 por ciento durante enero y febrero de este año, las últimas cifras disponibles.

“Se ha reducido la voz de Brasil afuera, en la región”, explicó a la cadena británica BBC Mundo Jõao Augusto de Castro Neves, analista brasileño de la consultora Eurasia Group en Washington.

A esto se suma la crisis en la petrolera estatal Petrobras, la cual enfrenta un escándalo por desvíos de 841 millones de dólares en un plazo de diez años.

Dentro de la red están involucrados empresarios que dieron sobornos a funcionarios de la compañía así como a políticos del oficialista Partido de los Trabajadores (fundado por el expresidente Lula da Silva).

Al respecto, el analista político Andrés Oppenheimer, afirmó que existe un riesgo de ruptura entre Rousseff y Lula, su principal fuente de apoyo político.

“Si la investigación de Petrobras encuentra vínculos entre el ex presidente y los sobornos (que tuvieron lugar durante su mandato), Rousseff se vería obligada a tomar distancia de él, y perdería su apoyo político”, previó el analista en una columna publicada por el periódico español, El Mundo.

Brasil tiene una voz preponderante en los asuntos regionales, como en la actual crisis en Venezuela, insistió.