Critican comisión israelí para investigar ataque

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Los israelíes recibieron con escepticismo la formación, por el gobierno de Benjamín Netanyahu, de un comité para investigar el ataque a la Flotilla Libertad, al considerar que es una "comisión sin dientes" destinada a tapar el escándalo internacional.

Críticas en los medios informativos se centraron en la extrañeza por la elección de los miembros israelíes que deberán investigar los sucesos -el más joven tiene 75 años y el mayor 93- y en su capacidad física y mental para poder sacar adelante una investigación de importancia mundial.

La prensa informó que el lunes, tras el anuncio de Netanyahu de la creación del comité, los fotógrafos fueron después del mediodía a la residencia de Shabtai Rozen, de 93 años, y lo fotografiaron en pijama y con su asistente que le ayuda a desplazarse.

Destacado experto en derecho internacional homenajeado en 2004 por el Tribunal Internacional de La Haya, Rozen sigue asesorando a distintos gobiernos, entre ellos al de Estados Unidos, pero su avanzada edad ensombrece su capacidad para llevar a cabo la misión encomendada.

El ministro de Justicia de Israel, Yaacov Neemán, rechazó todas las críticas al respecto y dijo que en conversaciones que tuvo con Rozen hace unos días, se sorprendió "de sus profundos conocimientos en el derecho internacional y de lo actualizado que está" en la materia.

"El ministro no tienen la menor duda de que Shabtai es la persona idónea para la comisión", informó en un comunicado el Ministerio.

Críticas parecidas son vertidas contra Amos Horev, de 83 años y ex presidente del prestigioso Technión, quien al ser interpelado por un periodista sobre su edad le pidió estrechar su mano y demostrarle la fuerza que aún tiene.

Los cartones en la prensa reflejan la mofa de los miembros perfilándolos en sillas de rueda llegando a la sala de debates y empujados por asistente, a los que piden que dejen entrar porque son los "observadores internacionales".

Además del presidente, Jacob Turkel, ex juez israelí de 75 años, la comisión está integrada por otros dos miembros, el ex primer ministro norirlandés Lord David Trimble, de 66 años, y el ex fiscal canadiense Ken Watkin, incorporados luego de conversaciones con Estados Unidos.

Washington dio su visto bueno a la integración de la comisión a través del portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, mientras que la Unión Europea (UE) insistió en no olvidar con ello la raíz del problema que es el bloqueo a la franja de Gaza.

Turquía, país al que pertenecían los nueve muertos de la Flotilla Libertad, rechazó esta comisión y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aseguró que mantiene en vigor su intención de investigar los hechos de forma independiente.

Debido a la composición de la comisión y las limitaciones que le impone el gobierno en su trabajo, círculos diplomáticos israelíes expresaron su preocupación de que la investigación local no detenga la amenaza de una investigación paralela internacional.

El gobierno israelí limitó la autoridad de la comisión a interrogar a ciertos políticos y un solo militar, el jefe del Ejército, y a pedir documentación y datos sobre el caso.

No podrán convocar a soldados (que serán interrogados separadamente por el ejército) ni obligar a testigos a comparecer ni recomendar el procesamiento de nadie ni investigar fuera de los marcos provistos ni traspasar a la justicia ninguna de sus conclusiones.

Tan limitada está en poderes que el asesor legal del gobierno israelí, Yehuda Wainstein, y el ministro de Justicia, Neemán, advirtieron a Netanyahu que las conclusiones, cuando salgan, no disiparán las demandas de la comunidad mundial de un informe objetivo e independiente.

Ambos propusieron una comisión pública similar a la que investigó la guerra en Líbano de 2006, con poderes para interrogar y ver la documentación más secreta, y se aduce que fue el ministro de Defensa, Ehud Barak, quien presionó para no darle demasiada autoridad.

agp