Dejan Norcorea periodistas de EU

Maduro se adelanta y resta poderes a la nueva Asamblea
Por:

AP en Seúl

El ex presidente estadounidense Bill Clinton partió el miércoles de Pyongyang acompañado por las periodistas de su país Euna Lee y Laura Ling, luego de que el líder norcoreano Kim Jong Il les perdonara condenas a 12 años de prisión.

Clinton y las dos californianas volaban de regreso a Estados Unidos, dijo su vocero Matt McKenna, menos de 24 horas después de que el ex presidente aterrizó en la capital norcoreana en un viaje humanitario privado en busca de la liberación de las periodistas.

El ex presidente salió "en condiciones seguras de Corea del Norte con Laura Ling y Euna Lee" y los tres iban hacia Los Angeles, donde las reporteras se reunirán con sus familias, dijo McKenna.

La Casa Blanca no hizo declaraciones al respecto.

La partida fue la conclusión exitosa de una odisea de más de cuatro meses para las mujeres, arrestadas cerca de la frontera entre Corea del Norte y China en marzo pasado y sentenciadas en junio a 12 años de trabajos forzados por entrar al país de manera ilegal e involucrarse en "actos hostiles".

El viaje histórico de Clinton a Pyongyang también incluyó una conversación inusual con el reclusivo líder norcoreano que fue "amplia" y "completa", según medios estatales. Fue el primer encuentro de Kim con una figura occidental prominente desde que presuntamente sufrió un ataque de apoplejía hace un año.

Los medios norcoreanos dijeron que la liberación de las periodistas es un indicio de la "política humanitaria y amante de la paz" del gobierno comunista. La prensa estatal, quien consideró que la visita servirá para "profundizar el entendimiento" entre ambos países, dijo que Clinton pidió disculpas en nombre de las mujeres y transmitió la gratitud del presidente Barack Obama.

Sin embargo, el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, negó que Clinton haya entregado un mensaje de Obama.

Ambas naciones fueron enemigas durante la Guerra de Corea, de 1950 a 1953, y no tienen relaciones diplomáticas.

Lee, de 36 años y Ling, de 32, reporteras del canal Current TV del ex vicepresidente Al Gore, fueron arrestadas en marzo tras cruzar a Corea del Norte desde China, donde habían estado cubriendo información sobre desertores norcoreanos.

La visita de Clinton no fue anunciada por Corea del Norte ni Estados Unidos y se produjo en momentos de crecientes tensiones entre los dos países a causa del programa nuclear del régimen comunista.

En los últimos meses Corea del Norte ha efectuado una prueba nuclear y ha probado varios misiles balísticos, en violación de resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Washington ha encabezado la gestión para sancionar a Pyongyang por su actitud desafiante.

La liberación llegó tras semanas de negociaciones silenciosas entre el Departamento de Estado, encabezado por Hillary Clinton, y la misión norcoreana ante la ONU, dijo Daniel Sneider, del Centro Shorenstein de Investigaciones de Asia y el Pacífico de la Universidad de Stanford.

Clinton "no fue a negociar esto, fue a cosechar los frutos de la negociación", aseguró.

Las familias de las periodistas divulgaron un comunicado en que agradecieron "al presidente Obama, la secretaria Clinton y el Departamento de Estado por su dedicación y trabajo intenso en nombre de ciudadanas estadounidenses". También manifestaron su gratitud a Bill Clinton y Gore.

"Estamos contando los segundos hasta que tengamos a Laura y Euna en nuestros brazos", añadió el comunicado.

La visita podría cosechar frutos más allá de la liberación de las mujeres si es que el enviado y las autoridades norcoreanas trataron temas como el estancamiento nuclear, las relaciones diplomáticas y otras fricciones entre ambos gobiernos, dijeron los analistas.

"Este es un viaje potencialmente muy gratificante. No sólo es probable que resuelva el caso de las dos periodistas estadounidenses detenidas en Corea del Norte durante varios meses, sino también podría ser una apertura significativa y romper este ciclo de tensión y recriminación entre Estados Unidos y Corea del Norte", dijo en Beijing Mike Chinoy, autor de un libro sobre la crisis nuclear norcoreana.

Corea del Norte recibió con flores y apretones cordiales a Clinton, que llegó a la capital norcoreana en un jet sin identificación. A su llegada fue recibido por el vicecanciller Kim Kye Kwan y el vicepresidente del Parlamento. Imágenes de la agencia noticiosa televisiva APTN mostraron a Clinton inclinándose sonriente cuando una niñita le entregó un ramo de flores.

mvg