Lunes 18.01.2021 - 20:38

Denuncias de acoso a miembros de la iglesia en los 90 desatan avalancha... y continúa

Argentina condena abusos ignorados por el Vaticano
Por:

Aunque en años recientes, las denuncias de acoso sexual a menores por miembros de la Iglesia han tenido mayor eco, los casos no constituyen un tema reciente, los primeros gritos comenzaron a sonar en la década de 1990 en EU e Irlanda, casi todos provenientes de escuelas u orfanatos.

Las denuncias permitieron verificar más de mil 300 casos desde 1950, los más sonados pusieron a la arquidiócesis de Boston en el ojo del huracán, cuyo cardenal, Bernard Law, tuvo que renunciar por encubrir a 250 curas. La misma suerte corrió el cardenal de Los Ángeles, Roger Mahony, quien se trasladó a una parroquia, de la que fue destituido en 2013, cuando se probó que tuvo conocimiento de abusos y los ocultó de manera deliberada.

Este año, una investigación del Gran Jurado de Pensilvania reveló que 300 sacerdotes abusaron al menos de mil niños; el fiscal Josh Shapiro advirtió que los patrones de encubrimiento “se alargan en algunos casos hasta el Vaticano”.

En Irlanda, el Informe Ryan, elaborado por la comisión investigadora de abusos en ese país, denunció la complicidad entre la Iglesia, la policía y la fiscalía para encubrir a pederastas. Estimaciones hablaban de miles de menores afectados por la Congregación de Hermanos Cristianos, encargados las escuelas y orfanatos católicos.

En 2009, tres obispos presentaron su dimisión, y meses después, el papa Benedicto XVI publicó una extensa carta en la que expresaba su vergüenza.

El Dato: Existen asociaciones de pedófilos que reivindican la pedofilia como una forma de vivir la sexualidad humana y que, en consecuencia, debe ser aceptada.

En Australia se han detectado 620 abusos de religiosos a menores, cometidos desde 1930; mientras que en Alemania se recibieron casi 3 mil denuncias. Sólo 200 de ellas se pudieron constatar. De manera reciente, un informe reveló que 3 mil 677 menores sufrieron abuso en la Iglesia desde 1946; la mitad de las víctimas tenía menos de 13 años.

En Reino Unido, el obispo Hugh Gilbert pidió disculpas por los abusos en escuelas católicas escocesas y el cardenal Keith O’Brien, activista contra el matrimonio homosexual, renunció después de hacerse públicas sus relaciones con seminaristas británicos en la década de 1980.

En España hay a una decena de sacerdotes condenados. En la actualidad hay cinco denuncias que derivaron en investigaciones a la arquidiócesis de Granada, donde religiosos habrían actuado como una red de pederastas. Otro caso afectó al sacerdote José Ángel Arregui, detenido en Chile en 2009, por abusar de menores españoles entre 1992 y 2005. La policía le halló una computadora con videos de pornografía infantil en los que él participaba.

En México, el caso más conocido apunta al fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel. Varias denuncias le implicaron en casos de abusos contra menores y seminaristas, pero Maciel falleció antes de que se pudiera tomar alguna medida legal. La Iglesia, entonces encabezada por Juan Pablo II, negó la culpabilidad de Maciel.