Jueves 22.10.2020 - 21:33

En agosto, el mayor repunte de muertes de hispanos

Se desacelera pandemia en EU, pero no para las minorías

Estudio revela que las defunciones de jóvenes latinos o afroamericanos asemeja a las de blancos de mayor edad; con ritmos iguales habría 28 mil víctimas menos

EU
Una mujer afroamericana camina junto a un cartel del Tío Sam promoviendo la atención médica, en mayo.Foto: Reuters
Por:

A unque durante agosto la pandemia de Covid-19 dio señales de desaceleración en Estados Unidos, con 31 por ciento menos contagios nuevos que en el mes previo y un descenso en las defunciones de 11 por ciento, esto no ha aplicado del mismo modo para las minorías étnicas o raciales, especialmente latinos, que durante ese mes tuvieron el mayor incremento en la tasa de defunciones por cada 100 mil estadounidenses en esos grupos.

Lo anterior de acuerdo con la más reciente actualización del estudio The Color of Coronavirus, realizado por la organización APM Research Lab, el cual realiza dos actualizaciones mensuales de los datos para estimar la tasa de población fallecida entre afroamericanos, nativos americanos, isleños del pacífico, latinos, blancos y asiáticos.

Estamos viendo más muertes entre afroamericanos y latinos que en cualquier otro momento este verano (...) la reapertura de escuelas y universidades presagia un futuro aterrador

Andi Egbert, Autor de la investigación

La última actualización disponible, correspondiente a la segunda parte de agosto, con corte al día 18 de ese mes, detalla que han muerto 57.4 latinos por cada cien mil habitantes, luego de un incremento de 17.2 en la tasa durante agosto, el repunte más alto durante ese lapso.

Durante agosto las víctimas hispanas tuvieron el incremento porcentual más alto desde el inicio de la pandemia, con 46.23 por ciento decesos; sin embargo, es la cuarta población con la tasa más alta de decesos, en una lista que lideran los afroamericanos, con 88.4 defunciones por cada 100 mil personas y un aumento de 14.7 en el octavo mes del año.

El segundo sitio corresponde a los nativos americanos (73.2) y el cuarto a los isleños del Pacífico (63.9), que reportaron repuntes de 15.9 y 12.7 nuevas víctimas por cada 100 mil personas.

En contraste, blancos y asiáticos son las poblaciones que han sido menos golpeadas por la pandemia, con tasas de defunción equivalentes a 40.4 y 36.4, respectivamente. Los incrementos durante agosto están por debajo de los 10 decesos por cada 100 mil personas, con ocho y 5.7, respectivamente.

Las cifras anteriores también se pueden explicar señalando que para encontrar una muerte causada por el virus se necesita contabilizar a mil 125 afroamericanos, mil 375 nativos americanos, mil 575 isleños del Pacífico, mil 850 latinos, dos mil 450 blancos o dos mil 750 asiáticos.

Gráfico

Si hubieran muerto de Covid-19 al mismo ritmo que los estadounidenses blancos, seguirían vivos alrededor de 19 mil 500 afroamericanos, ocho mil 400 latinos, 600 nativos americanos y 70 isleños del Pacífico.

El estudio también señala la preocupación de que muchos de los pacientes pertenecientes a minorías que han muerto son más jóvenes que los blancos, pues todos los grupos de edad están muriendo a un ritmo similar a los blancos de una década más de edad.

Esto, señala, puede deberse a numerosos factores reforzantes relacionados con una mayor probabilidad de contraer el virus, como una mayor exposición en el lugar de trabajo, incluida la incapacidad para trabajar desde casa o la falta de acceso a días de enfermedad.

También se debe a que viven en áreas geográficas con entornos colectivos (como hogares de ancianos, hogares grupales, centros de tratamiento, instalaciones correccionales) o acceder al transporte público donde el virus se propaga más fácilmente. También es el resultado de peor atención médica después de adquirir el virus y mayor cantidad de comorbilidades.

El número total de muertes en Estados Unidos a causa del virus está a punto de alcanzar las 190 mil, por lo que es el registro más grande para cualquier país del mundo, concentrando a casi una de cada cinco víctimas conocidas a nivel global, de acuerdo con el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

De mantenerse la tendencia de incremento actual, es probable que el número de víctimas supere el hito de los 200.000 en las próximas dos semanas, con el número de casos confirmados de infección en 6.3 millones.

Gráfico