Descarta Bachelet "Chavinizacion" de la Unasur

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, descartó que se pueda producir una "chavinización" de mecanismos de integración como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y reafirmó su rechazo al gobierno de facto de Honduras.

En entrevista divulgada este domingo por el portal digital del diario El Mercurio, la mandataria dijo que "yo no creo" que exista una expansión de la influencia del presidente Hugo Chávez en la región, con gobiernos afines como Bolivia, Ecuador y Nicaragua.

"El presidente Chávez tiene una cierta manera de mirar el mundo y el desarrollo de su país. Pero en Unasur son 12 países que tienen distintas percepciones y maneras", indicó Bachelet, que entregó el lunes pasado la Presidencia Pro Témpore del bloque a Ecuador.

Descartó, por ello, que Chávez pueda imponer su estilo o presencia en mecanismos de integración y recordó que "en todos los organismos multilaterales, los presidentes tienen la oportunidad de hacer uso de la palabra con su manera, su personalidad, estilo".

La mandataria chilena consideró que el desafío para la Unasur está en "cómo unimos fuerzas para lograr objetivos que concordamos" entre los gobiernos de la región.

"Para que Unasur exprese integración –en lo que avanzamos fuertemente durante mi mandato- se debe seguir profundizando la integración (.) eso se logra sobre la base de construcción de acuerdos, el respeto a los demás", subrayó.

Bachelet, asimismo, afirmó que la propuesta del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, es la única que da garantías para la recuperación de la institucionalidad democrática en Honduras, donde en junio pasado fue derrocado el mandatario Manuel Zelaya.

"Lo sucedido en Honduras fue un profundo retroceso de la democracia en América Latina. Espero que (Zelaya) sea restituido por respeto al orden constitucional y democrático" en el país centroamericano, aseveró la jefa de Estado.

Consideró que la propuesta de Arias, en el sentido de restituir a Zelaya en el poder y conformar un gobierno de unidad nacional, "da garantías a los dos sectores" en pugna para resolver la crisis institucional hondureña.

"Es la única manera de que la comunidad internacional acepte las elecciones que se realicen", concluyó Bachelet.

arf