Descarta China amenaza de guerra mundial pero ve conflictos locales

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Una guerra de carácter mundial es improbable en el futuro inmediato, pero sí se enfrentan riesgos por guerras locales, afirma la actualización de la doctrina de defensa de China, divulgada hoy.

Se espera que la situación internacional permanezca en general pacífica, pues las fuerzas a favor de la paz mundial están a la alza y son factores contra la guerra, dijo el documento difundido por el Consejo de Estado chino.

Añadió que cambios históricos se registran en el balance del poder, la estructura de la gobernanza global, el escenario geoestratégico de la región Asia-Pacífico y la competencia internacional en economía, ciencia, técnica y militar.

Estrategia Militar de China, de nueve mil palabras, fue difundido este martes por la oficina de Información del Concejo de Estado, gabinete de gobierno, y describe los principios de la defensa y autodefensa de la nación asiática.

El documento sí encuentra amenazas a la paz provenientes de nuevos afanes hegemónicos, el poder político y el nuevo intervencionismo.

Existe competencia internacional por la redistribución del poder, las actividades terroristas se incrementan de manera preocupante, con disputas complejas y volátiles en materia étnica, religiosa, fronteriza y territoriales.

En ese marco se encuentran guerras de pequeña escala, así como conflictos y crisis recurrentes en algunas regiones, lo que lleva a que el mundo enfrente amenazas bélicas pero a escala local, señala.

También indica que China no atacara a menos que sea atacada, y fija que sus fuerzas armadas aumentarán la cooperación en seguridad internacional en áreas relacionadas con los intereses externos chinos.

Como "dominios de seguridad crítica" se encuentran los mares, el espacio exterior, el ciberespacio y la energía nuclear.

El documento adelanta que se agilizará el desarrollo de sus ciber fuerzas para defenderse de amenazas graves a su seguridad en ese rubro, y afirma que China se opone a la carrera armamentista en el espacio exterior.

China nunca entrará en una carrera armamentista nuclear con ningún otro país, seguirá inquebrantablemente el camino del desarrollo pacífico y llevará a término una política exterior independiente de paz, según el libro blanco.