Dimite una clérigo por manejar ebria

Empatan Veracruz y América 1-1
Por:
  • larazon

Redacción / La Razón

La jefa de la Iglesia protestante alemana (EKD), la obispo Margot Kassmann, anunció ayer su renuncia luego de ser detenida por conducir ebria.

“Por encima de mi cargo, es importante preservar el respeto y la estima hacia mí misma, por lo que dimito de todos mis cargos eclesiásticos”, dijo Kässmann, en una declaración pública 24 horas después de conocerse su infracción.

Kässmann, de 51 años, se convirtió en octubre en la primera mujer al frente de la EKD, como representante del ala modernizadora de ese colectivo.

Su sólida imagen se vino abajo al conocerse la noticia de que el sábado fue sorprendida por la policía al pasarse un semáforo en rojo. La fiscalía precisó que la obispo tenía 1.54 miligramos de alcohol en la sangre, el triple de lo autorizado en Alemania.

El Consejo Evangélico le expresó su respaldo; sin embargo, la clérigo tomó la decisión de renunciar.

El caso sacudió al EKD y coincidió con la confrontación abierta entre el gobierno y la Conferencia Episcopal Alemana, órgano de la Iglesia católica.

agp