Miércoles 8.07.2020 - 17:37

Disidencia cubana aprovecha deshielo y arma frente para cambiar regimen

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

Un grupo de disidentes cubanos presentó un plan de trabajo que promueve la movilización ciudadana, impulsa la implementación de reformas estructurales y plebiscitos en el contexto del deshielo diplomático con Estados Unidos.

Opositores presentaron la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) y el proyecto Otro 18.

El disidente Manuel Cuesta Morúa, del grupo Arco Progresista, detalló que la MUAD quiere “superar el debate” sobre la nueva relación de Cuba con Estados Unidos y la Unión Europea.

El activista afirmó a la agencia EFE que es necesario “asumir esa nueva realidad y trabajar en ella para potenciar un cambio hacia una democracia participativa y ciudadana”.

El proyecto incluye a organizaciones de dentro y fuera del país caribeño como la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), que dirige el expreso político José Daniel Ferrer, el Frente Antitotalitario Unido, del disidente Guillermo Fariñas, o la plataforma #CubaDecide impulsada por Rosa María Payá.

Además, está conformada por periodistas independientes e intelectuales como la artista visual Tania Bruguera.

Lo novedoso de la iniciativa con relación a otros intentos de la oposición por reunirse en un frente común es el amplio espectro político y su composición plural que permite que las “diferencias entre grupos enriquezcan la agenda común, explicó Cuesta Morúa.

Hasta el momento, no se ha incorporado el grupo Damas de Blanco, no obstante, la MUAD está abierto a más grupos de la oposición.

Sobre la visita que hará el próximo viernes el secretario de Estado, John Kerry, a La Habana para izar la bandera estadounidense en la embajada de su país, Cuesta Morúa afirmó que hasta ahora ningún representante de la oposición ha sido invitado a la ceremonia.

“Lo fundamental no es si se produce o no, lo fundamental es qué estrategia va a tener la oposición en este nuevo contexto y cómo aprovechar lo que sí creo que va a ser una interlocución permanente de los estadounidenses con la sociedad civil”, señaló.

Sin embargo, para la disidencia también es prioritario convocar a la ciudadanía a una movilización pacífica, además de reclamar la liberación de todos los presos políticos del país caribeño.

“La nueva Mesa de Unidad de Acción Democrática apoya la realización de un plebiscito”, detalló vía Twitter, Rosa María Payá, activista de 26 años, hija de Osvaldo Payá.

Dentro del plan de trabajo, se encuentra impulsar una reforma migratoria que permita el libre movimiento de los cubanos y garantice sus plenos derechos a la propiedad y la inversión y el respeto a los derechos humanos.

También promueven el proyecto “Otro 18”, en referencia a 2018 que será el año en que el presidente Raúl Castro deje el poder.

“Entre las modificaciones que nos proponemos incluir a la constitución se encuentra la de limitar a un máximo de dos periodos consecutivos de cinco años el desempleo de los principales cargos del Estado y del Gobierno y establecer edades máximas para ocupar estas responsabilidades. En mi caso, con independencia y sin que se perfeccione la Constitución, éste será mi último mandato”, declaró Raúl Castro en 2013.

Este proyecto recogerá propuestas ciudadanas para una nueva ley electoral, de asociación y de conformación de partidos políticos y planteará la realización de un plebiscito que permita a la ciudadanía dar legitimidad a los procesos políticos en Cuba.

Al respecto, Erick Álvarez, de la plataforma #CubaDecide, subrayó que el cambio en Cuba “no va a venir de fuera”, “ni lo traerá el papa, ni la Unión Europea”

“Lo tienen que hacer los cubanos”, quienes deben movilizarse pare reivindicar pacíficamente sus derechos, el cambio que se quiere potenciar desde la MUAD”, sostuvo el activista.

Acusan que “represora” espía en Miami

El ex activista cubano Joan David González, asilado político en Estados Unidos, denunció la presencia en Miami de Jenny Freyre, a quien calificó de “represora” y que podría estar realizando labores de espionaje.

González, quien perteneció al opositor Frente Nacional Orlando Zapata Tamayo antes de asilarse, señaló que Freyre Rosabal participó en 2013 en actos contra las Damas de Blanco y antes contra él y su familia.

Ante esto, indicó que entregaron un informe con la denuncia y fotos de la mujer al congresista cubanoamericano Mario Díaz Balart.

La mujer no pudo ser localizada de momento y su pareja la defendió en declaraciones al programa Noticias 23 de WLTV.

El espacio televisivo colombiano mostró imágenes de un acto de repudio al parecer organizado por Freyre Rosabal, en las cuales la mujer aparece arengando a los participantes.

También se mostraron fotografías de Freyre Rosabal en Venezuela, presuntamente participando en programas “chavistas”.

Rubio pide respeto a derechos en la isla

El senador republicano y aspirante a candidato a la Casa Blanca de origen cubano, Marco Rubio, demandó el respeto a los derechos humanos en Cuba.

A través de una carta que envió al secretario de Estados Unidos, John Kerry, reiteró su promesa de bloquear a cualquier embajador en Cuba si no se producen reformas políticas y avances sobre garantías individuales.

“A pesar de todos los reveses [políticos] que el presidente Obama ha infligido a la causa de una Cuba libre y democrática, le insto a que, al menos, aproveche la oportunidad de su próximo viaje el 14 de agosto a La Habana para exigir la libertad y los derechos del pueblo cubano”, expresó en la misiva al funcionario que visitará este viernes la isla para la ceremonia de izamiento de bandera en la nueva embajada.

Para el actual senador sigue siendo necesario, además, el regreso a Estados Unidos de terroristas y fugitivos refugiados en la isla, y la resolución de las reclamaciones pendientes sobre propiedades norteamericanas y juicios contra el Gobierno cubano.

Rubio pidió que acudan al acto los miembros de la oposición Antonio Rodiles, Berta Soler, Jorge García Pérez Antúnez, Oscar Elías Biscet, Iván Hernández Carrillo y Guillermo Fariñas.

Para uno de los posibles sucesores del presidente Barack Obama, “ellos, entre muchos otros, y no a la familia Castro, son los representantes legítimos del pueblo cubano” y asegura que “para el Gobierno de Obama rehuir de estos valientes cubanos después de años de prisión permanente, abusos físicos, asesinatos y amenazas sería otra traición imperdonable al liderazgo moral de Estados Unidos en el mundo”.

“Cuando usted visite Cuba esta semana, la Administración de Obama estará enviando su mensaje más escalofriante; que considera las relaciones diplomáticas con el régimen de Castro más importantes que los intereses del pueblo estadounidense, o los derechos humanos del pueblo cubano”, insistió.