Dispuesto Correa a dialogar con Uribe

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, expresó hoy su disposición a dialogar con su colega colombiano Alvaro Uribe Vélez sobre la crisis diplomática bilateral, que motivó la ruptura de las relaciones en marzo de 2008.

En su tradicional informe radial de los sábados, Correa dijo que está dispuesto a sentarse a conversar con el mandatario colombiano por los intereses de su país, aunque aclaró que "nunca podría darle un abrazo fraternal a quien bombardeó mi patria".

El jefe de Estado aludió a la incursión militar colombiana de marzo del año pasado en territorio ecuatoriano para atacar un campamento clandestino de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El ataque, en el que murió el jefe insurgente Raúl Reyes y otra veintena de personas, entre ellas un ciudadano ecuatoriano, llevó al gobierno de Quito a romper las relaciones con Colombia y reforzar la militarización de la frontera común.

La víspera, el presidente Uribe Vélez aseguró que está dispuesto a recomponer la relación con Ecuador, país al que volvió a pedirle perdón por la incursión militar de 2008, "como ya lo habíamos hecho en el pacto de Santo Domingo (República Dominicana)".

Correa valoró en su programa radial el gesto del mandatario colombiano, pero le exigió que "sea consecuente" con esa declaración, lo que a su juicio pasa por dejar de vincular a funcionarios de su gobierno con las FARC.

Consideró "contradictorio" que el gobierno colombiano asigne credibilidad a las FARC cuando se divulga un video en el que el jefe guerrillero Jorge Briceño asegura que su organización armada financió la campaña electoral de Correa en 2006.

"Pero cuando otro de sus dirigentes, Alfonso Cano, niega haber dado ese financiamiento, se guarda silencio", añadió el presidente Correa.

La normalización de relaciones diplomáticas entre Ecuador y Colombia es un asunto en el que está empeñado el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, por encargo de los cancilleres del organismo continental.

Correa, por otra parte, mantuvo sus críticas al acuerdo militar entre Washington y Bogotá para la instalación de militares estadunidenses en siete bases colombianas, cuyo proceso de negociación culminaron la víspera ambos países.

El mandatario ecuatoriano dijo al respecto que "ojalá" su colega colombiano no tenga que también pedirle "perdón" a toda Sudamérica por ese convenio militar.

El tema motivó la convocatoria a una Cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que se realizará a fines de este mes en Bariloche, Argentina, cita que será encabezada por Correa en su condición de presidente pro témpore del bloque.

En su informe semanal de este sábado, Correa también dijo que su gobierno es partidario de la paz, pero tras la incursión colombiana ha acentuado su convicción de que debe fortalecer la capacidad de las Fuerzas Armadas ecuatorianas con fines defensivos.

agp