EI toma fuerza: controla ruina siria y expulsa a 40 mil en Irak

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

Desde hace una semana el gobierno sirio y el Estado Islámico enfrentaron duras batallas por el control de Palmira, una ciudad siria de dos mil años de antigüedad; pero ayer el grupo terrorista logró tomar el recinto, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, organismo que monitorea la guerra civil.

Para evitar que en esa localidad histórica se repitiera la destrucción de reliquias, como ocurrió en Irak, el gobierno ordenó trasladar las estatuas de esa histórica ciudad. “Nos preocupa que cientos de estatuas pudieran ser destruidas o vendidas, pero ahora están en lugar seguro”, expresó Maamoun Abdulkarim, responsable de antigüedades del país, en entrevista con la agencia Reuters. Pese a que eso aún está el riesgo de los daños al museo y a los grandes monumentos que no se pueden remover”.

La mayoría de las ruinas se localiza en el sur de Palmira y los extremistas entraron ayer desde el norte después de arrebatar a las fuerzas del gobierno el edificio de seguridad estatal.

Leugo de los reveses en Irak y Siria, el Estado Islámico parece que tomó nuevos bríos en días recientes, tras capturar Ramadi, la provincia suní más grande de Irak, y avanzar en el centro de Siria hasta las orillas de Palmira.

En Irak, cientos de desplazados que huyeron de la ciudad de Ramadi y la provincia de Anbar llegaron a la capital Bagdad después de que el gobierno central levantara las restricciones y les permitiera el ingreso, informó un funcionario provincial.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones más de 40 mil personas han sido desplazadas de Anbar desde el viernes, cuando el grupo extremista conquistó Ramadi.