El 47% de británicos, por quedarse en UE

El 47% de británicos, por quedarse en UE
Por:
  • celia_maza

En Londres

A un mes del plebiscito que medirá el respaldo popular de Reino Unido para permanecer en la Unión Europea. Según un sondeo de The Economist, 47 por ciento está a favor de quedarse en el bloque regional, mientras que 40 avala la salida.

“Cada vez que Reino Unido tenga que decidir entre Europa y el mar abierto, siempre elegiremos el mar. Cada vez que tenga que decidir entre usted y Roosevelt, siempre escogeré a Roosevelt”.

La frase se la dijo Churchill a De Gaulle el día antes del desembarco de Normandía.

El francés nunca lo olvidó e incluyó la preferencia crónica de los británicos por su aliado transatlántico entre las razones para decir No cuando el Reino Unido pidió incorporarse a lo que entonces se llamaba la Comunidad Económica Europea.

Han pasado más de siete décadas y está claro que el vínculo con París y Washington ha cambiado.

Pero aún está por ver si Londres y Bruselas superarán su eterna crisis o lo suyo terminará finalmente en divorcio. El desenlace se sabrá dentro de un mes, cuando los británicos celebren el histórico referéndum en el que decidirán su futuro en el bloque. Según las últimas encuestas, el apoyo a la permanencia saca una ventaja de siete puntos.

El Brexit (un juego de palabras que alude a British y exit, salida) se valora como una posibilidad real.

Aunque, según los analistas, sea cual sea el resultado el próximo 23 de junio, la Unión Europea comenzará una etapa sin precedentes.

Si ganan los euroescépticos, Reino Unido será el primer país miembro en abandonar el club. Si ganan los europeístas ,Reino Unido será el primero en tener lo que el propio Hollande calificó como “una Europa a la carta”.

El premier David Cameron podrá aplicar todos los acuerdos negociados en la cumbre de febrero, entre ellos el que restringe los subsidios a los trabajadores comunitarios.

Las consecuencias también causarán su terremoto en Westminster, con Cameron como principal afectado.

El líder tory está completamente inmerso en la campaña por la permanencia.

Sin embargo, tal y como explica a La Razón Ben Harris-Quinney, presidente de Bow Group, el think-tank conservador más antiguo del ReinoUnido, “gane o pierda, no le va a quedar otra opción que dimitir”.

“Durante décadas, la cuestión europea ha creado una guerra fría en el Partido Conservador y ahora con el referéndum la guerra está más caliente que nunca. Estamos ante una situación sin precedentes. Hay más división entre los tories euroescépticos y pro-UE que entre los tories y los laboristas”, señaló.

“Tras la consulta, las diferencias y las tensiones no terminarán. Ya quedó demostrado en Escocia, por lo que tendrá que ser alguien de fuera quien intente unificar de nuevo a las filas. No podrá ser Cameron”, matizó.

Lo cierto es que, de alguna manera, la guerra por el liderazgo ya empezó. Y en este sentido, el que fuera alcalde de Londres, Boris Johnson, no ha perdido el tiempo. Pese a las súplicas del premier, el popular político ha decidido hacer campaña por el Brexit consciente de que, llegado el momento, se ganará así el apoyo de los tories, euroescépticos, la gran mayoría.

Día a día, el liderazgo del primer ministro está más cuestionado. Y son sus propias filas las que se muestran más críticas con sus argumentos.