El juicio político a Trump se acerca a la recta final

El juicio político a Trump se acerca a la recta final
Por:

Senadores republicanos, aliados del presidente Donald Trump, cierran filas para que el juicio en contra del mandatario, acusado de abuso de poder y obstrucción al Congreso, termine este viernes, después de una sesión de cuatro horas en la que los fiscales demócratas que lo acusan y los abogados del magnate presenten sus argumentos finales, lo que encamina al proceso a la fase culminante: votar por la culpabilidad o inocencia.

De acuerdo con la resolución adoptada por el Senado la semana pasada, los responsables del juicio político y el equipo de defensa del magnate tendrán dos horas cada uno.

Te puede interesar: ¿Qué significa la alerta global de la OMS por el coronavirus?

“Mi comprensión es esencialmente que los argumentos finales serán de dos horas para cada lado mañana (hoy) por la tarde, probablemente comenzando a las 13:00 horas en punto, hasta que terminemos con eso”, argumentó el presidente de la Conferencia Republicana del Senado, John Barrasso a la prensa.

“Mi comprensión es esencialmente que los argumentos finales serán de dos horas para cada lado mañana (hoy) por la tarde, probablemente comenzando a las 13:00 horas en punto, hasta que terminemos con esto”

John Barrasso

Presidente de la Conferencia Republicana del Senado

“Luego se llevaría a cabo la votación sobre el tema de los testigos”, añadió, con un tono de apertura a someter a consideración de la mayoría (republicana) la posibilidad de admitir una demanda de los demócratas, quienes sólo necesitan que cuatro legisladores del partido de Donald Trump voten con ellos, para proceder al citatorio de nuevos testimionios.

Los aliados de Trump en el Senado dicen que confían en que podrán derrotar una moción para considerar y debatir propuestas que busquen citar a testigos o solicitar documentos adicionales.

Si la moción falla, en una votación en gran medida partidaria, entonces no sería necesario considerar citar a John Bolton, el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney y otros testigos exigidos por los demócratas.

El senador Barraso considera que “todo el impulso en este momento” se encuentra en el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, ya que podría moverse inmediatamente a una votación positiva sobre los artículos de juicio político si falla alguna propuesta para permitir el debate adicional y la consideración de citaciones.

Barrasso comentó que el líder de la minoría del Senado, el demócrata Charles Schumer, oposición del McConnell, podría atrasar la votación final en caso de que aumenten las presiones de los conservadores para obligar a una votación con la que puedan cumplir la encomienda de exonerar al mandatario.

“¿Por qué no estoy preocupado? No debería estar preocupado. Éste es un período feliz para nosotros. Es un período feliz porque lo llamamos ‘luz de juicio político”

Donald Trump

Presidente de Estados Unidos

“Puede haber una moción de que el senador Schumer pueda ofrecer enmiendas como lo hizo el primer día, cuando presentó como 11 enmiendas”, dijo Barrasso, al referirse al esfuerzo de los demócratas para prolongar la consideración de la resolución de las reglas del juicio, que el Senado finalmente adoptó el pasado 22 de enero.

“En algún momento, los demócratas se darán cuenta de que sus mociones serán derrotadas”, aseveró.

Un senador demócrata familiarizado con las discusiones internas dijo que Schumer no permitirá que se lleve a cabo la votación final hacia arriba o hacia abajo sin una pelea de piso prolongada.

El dato: Una extensión del impeachment, más allá de la primera semana de febrero, haría que un grupo de senadores que compiden por la presidencia tengan qué cancelar eventos de campaña.

Los demócratas ofrecieron 11 enmiendas a la resolución organizativa que fueron derrotadas en las votaciones partidistas. Los republicanos sufrieron solo una deserción cuando la senadora Susan Collins votó para dar a las partes más tiempo para responder a los informes de los demás.

Algunos senadores ya han reservado boletos de avión fuera de Washington para mañana por la mañana, según un senador familiarizado con los planes de viaje de sus colegas.