El Nobel de la Paz, a la lucha contra la violencia sexual como arma de guerra

El Nobel de la Paz, a la lucha contra la violencia sexual como arma de guerra
Por:

Un médico congoleño, Denis Mukwege, y la activista iraquí Nadia Murad, fueron anunciados ayer como los galardonados con el premio Nobel de la Paz 2018; esto por sus esfuerzos para acabar con la violencia sexual utilizada como arma de guerra.

Fue durante la madrugada del viernes, hora de México, cuando el Comité Noruego del Nobel dio a conocer a los ganadores, de quienes destacó que “han realizado una contribución crucial para llamar la atención sobre este tipo de delitos de guerra y combatirlos”.

Mukwege, ginecólogo, ha dedicado parte de su vida a ayudar a las víctimas de violencia sexual en su país de origen. El médico y su equipo han tratado a miles de víctimas de estas agresiones, estimó el Comité encargado de la premiación.

Asimismo, el galeno ha condenado continuamente la impunidad por las violaciones masivas, y ha criticado al gobierno congoleño y de otros países, por no hacer lo suficiente para detener el uso de la violencia sexual contra las mujeres, como estrategia y arma de guerra.

Nadia Murad, por su parte, estuvo retenida por el grupo extremista Estado Islámico, por lo que es testigo de los abusos y violaciones que se han cometido contra aproximadamente tres mil niñas y mujeres yazidíes, por parte del grupo yihadista, mismos que fueron parte de una estrategia militar, pues sirvieron como un arma en la lucha contra minorías religiosas.

“Tuvo el extraordinario coraje de contar su propio sufrimiento y de ayudar a otras víctimas”, destacó el anuncio de su premiación, haciendo referencia a la publicación de su libro La última niña. Murad, la primera mujer en hacerse acreedora del Galardón desde 2014, año en que fue reconocida la pakistaní Malala Yousafzai, es embajadora de buena voluntad para la dignidad de los supervivientes de trata de personas de las Naciones Unidas, desde septiembre de 2016.

El premio de 2018 tiene un valor de nueve millones de coronas suecas (1.1 millones de dólares). El año pasado, el premio recayó en la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN).

Tras el de la Paz, el único que se entrega en Oslo, el Nobel de Economía clausurará la edición 2018 del premio, el lunes próximo. Los galardones, consistentes en una medalla de oro, un diploma y un cheque, se entregarán formalmente en Oslo y Estocolmo el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel.