Jueves 24.09.2020 - 14:57

El príncipe Harry y Meghan Markle ya son marido y mujer (EN VIVO)

El príncipe Harry y Meghan Markle ya son marido y mujer (EN VIVO)
Por:

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, declaró a Meghan Markle y el príncipe Harry "marido y mujer" en punto de las 12:38 horas locales.

Después del tradicional intercambio de votos matrimoniales, donde ambos se juraron amarse en la salud y en la enfermedad, en la pobreza y en la riqueza, se intercambiaron las argollas matrimoniales para hacer la declaración oficial de casados.

[caption id="attachment_741751" align="aligncenter" width="524"] Harry coloca el anillo en la mano de su amada. Foto: AP[/caption]

A partir de este sábado, la pareja es conocida como los Duques de Sussex, título nobiliario que les asignó la reina Isabel II

Puedes seguir EN VIVO la boda real a través de este video de The Washington Post:

La ceremonia religiosa tuvo lugar con la pompa y circunstancia de las bodas reales en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.

El sermón inicial estuvo a cargo del reverendo Michael Bruce Curry, obispo primado de la Iglesia Episcopal de Estados Unidos y primer líder religioso afroamericano en llegar a esta importante posición.

El ferviente sermón sobre "el poder del amor" provocó las risas discretas de los invitados especiales, ya que en momentos el histriónico cura gesticulaba y levantaba la voz, ante la sorpresa de los asistentes.

[caption id="attachment_741755" align="aligncenter" width="535"] Meghan Markle de camino a la capilla. (Foto: Reuters)[/caption]

Enrique y Meghan Markle sonríen con alegría en el altar

El príncipe Harry y Meghan Markle se miraron a los ojos el sábado en el altar de la Capilla de San Jorge mientras una soprano entonó una pieza de Handel para celebrar su unión trasatlántica frente a cientos de invitados famosos y millones de espectadores alrededor del mundo.La actriz estadounidense fue recibida con vítores y caminó un tramo hacia el altar acompañada por el príncipe Carlos, así como 10 pequeños pajecitos y damas de honor. Los niños incluyeron al príncipe Jorge, de 4 años, y la princesa Carlota, de 3, hijos del príncipe Guillermo y la duquesa de Cambridge.El elegante traje de novia de Markle, creado por la diseñadora británica Clare Waight Keller, tenía cuello bote y estaba hecho en seda. El velo le llegaba hasta la cintura por el frente y se extendía varios metros (pies) en una larga cola.

El príncipe Enrique y Guillermo, el padrino, lucieron elegantes trajes militares oscuros, con guantes blancos y los uniformes de gala con levita del regimiento de caballería real Blues and Royals. Enrique mantuvo intacta su barba pelirroja.

En el altar, Enrique le dijo a Meghan: "Te ves increíble".

Celebridades y deportistas que incluyeron a Oprah Winfrey, Idris Elba, Elton John, George y Amal Clooney, Serena Williams, James Corden y David y Victoria Beckham llegaron a Windsor para la ceremonia.

Previo a las festividades, la reina Isabel II honró a su nieto pelirrojo de 33 años con un nuevo título: el duque de Sussex. Eso significa que Markle se convertirá en la duquesa de Sussex cuando diga "Sí, lo tomo".

La boda es un acontecimiento mundial, gracias a la posición de Enrique como miembro senior de la realeza británica y la fama de Markle tras haber protagonizado la serie de TV estadounidense "Suits" durante siete años. La pomposidad y ceremonia de la boda — completa con oraciones y tradiciones anglicanas, música clásica, un coro góspel y un recorrido en carreta por Windsor — será vista en vivo por decenas de millones de televidentes alrededor del mundo.

Los parientes en la ceremonia incluyeron a Charles Spencer, el hermano de la difunta madre de Enrique, la princesa Diana; y la prima del príncipe, Zara Tindall, con su esposo. También estaban los familiares de Catalina, la esposa del príncipe Guillermo: sus padres Carole y Michael Middleton, su hermana Pippa Middleton y su hermano James Middleton.

La exnovia de Enrique Chelsy Davy también estuvo presente, al igual que Sarah Ferguson, la duquesa de York, ex esposa del príncipe Andrés, tío de Enrique.

Afuera del castillo, miles de admiradores atestaban las calles de Windsor. Irene Bowdry, una abogada de California, abordó un tren temprano a la ciudad. Compró su pasaje a Inglaterra tan pronto se anunció la fecha de la boda.

"Una estadounidense en la familia real, ¿no es eso emocionante?", dijo.

El clima estaba agradable y el cielo despejado.

 

 

 

 

 

 

 

La ceremonia tuvo lugar sin contratiempos en medio de una combinación de música tradicional, el coro de Gospel "The Kingdom Choir" que interpretó "Stand By Me" (del afroamericano Ben E. King), así como la actuación del violinista de 19 años Sheku Kanneh-Mason.

 

Boda real contó con oraciones anglicanas y gospel

El príncipe Enrique y Meghan Markle se casaron en una misa anglicana que tuvo un sabor estadounidense con una mezcla oraciones, música clásica, un coro gospel, así como un toque de soul.

La misa fue encabezada por el decano de Windsor, David Conner. El arzobispo de Canterbury Justin Welby formalizó el matrimonio y el líder de la Iglesia Episcopal estadounidense, Michael Bruce Curry, dio el sermón.

Previo al "sí acepto", Markle, quien estudió en una escuela católica, fue bautizada en la Iglesia de Inglaterra, de la cual la reina Isabel II es la gobernadora suprema, como parte de los preparativos para su ingreso a la familia real.

La ceremonia estuvo basada en las liturgias Common Worship, la opción de misa más moderna de varias dentro de la Iglesia de Inglaterra, e incluye oraciones e himnos, así como lecturas y selecciones musicales elegidas por la pareja y su familia.

El palacio de Kensington dijo "como cualquier pareja que se casa, el príncipe Enrique y la señorita Meghan Markle han puesto un gran cuidado en la selección de todos los elementos de su misa”.

El palacio señaló que fue un “esfuerzo de colaboración” entre los dos y también consultaron con el padre de Harry, el príncipe Charles, sobre la música orquestal que se interpretará antes de que comience la misa.

La selección incluye obras de Johann Sebastian Bach, Edward Elgar, Gabriel Faure y Franz Schubert. El coro de la capilla interpretó obras como un motete del compositor inglés del siglo XVI Thomas Tallis. Un ensamble gospel de Londres, The Kingdom Choir, tocó la canción clásica soul de Ben. E. King "Stand By Me".

Jane Fellowes, hermana de la fallecida madre de Harry, la princesa Diana, leyó un fragmento del “Cantar de los cantares”, una oda al poder del amor que dice: “Las aguas torrenciales no pueden apagar el amor, ni los ríos anegarlo”.

La Iglesia de Inglaterra no permite a las parejas escribir sus propios votos, tienen que apegarse a la sagrada escritura, por lo que Meghan y Harry se prometieron fidelidad:

“En la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida”

Welby, primado de la Comunión Anglicana, les pedirá que se amen, se reconforten, se honren y protejan el uno al otro, pero no que se obedezcan. Ese requisito para las esposas es considerado ahora obsoleto por la Iglesia de Inglaterra.

Frente a 600 invitados a la boda, Meghan y Harry se intercambiaron argollas previo a que Welby los declarara marido y mujer con las palabras: “Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre”.

Después de que los invitados cantaron "God Save the Queen", el himno nacional de Gran Bretaña, los recién casados salieron de la capilla con el allegro de la "Sinfonía No. 1" del compositor del siglo XVIII William Boyce, y los sonidos gospel de "Amen/This Little Light of Mine".