Lunes 13.07.2020 - 06:35

El regimen sirio castiga a rebeldes y derriba sus casas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto AP

A pesar de la aparente reconciliación que se mostró ayer entre el régimen sirio y los opositores durante el minuto de silencio, en la cumbre de paz Ginebra II, en memoria de los fallecidos en los tres años de conflicto, las fuerzas de Bashar el Assad siguen tomando represalias contra los rebeldes. Ayer la organización Human Rights Watch (HRW) denunció las demoliciones masivas contra civiles ejecutadas por el régimen en las provincias de Hama y Damasco.

Desde julio de 2012, con el empleo de excavadoras y explosivos, el régimen ha derribado 140 hectáreas de edificios en las localidades que han protagonizado los enfrentamientos más graves desde que inició el levantamiento popular. De acuerdo con la organización el gobierno usa la destrucción de viviendas como arma de guerra.

“En algunos casos (las demoliciones) parecen ser castigos colectivos a civiles que apoyan a los opositores. En otros casos el gobierno arrasa los vecindarios porque quiere aniquilar a milicianos rebeldes que se refugian en esa área”, explicó Ole Solvang, investigador de HRW citado por el diario español El País.

A la cuestión represiva se agregan los derribos estratégicos que buscan proteger zonas concretas, como un aeropuerto o un cuartel militar, señala la ONG, la cual estima que las acciones del régimen podrían calificarse como un crimen de guerra, al tiempo que advierte la posible generalización de la práctica si el régimen continúa ganando terreno.

Una semana de negociaciones que parecía rendir sus primeros frutos con la aprobación del desalojo de 500 familias de la ciudad de Homs, asediada desde hace 18 meses por el ejército. No obstante el régimen dio un revés al compromiso luego de denunciar la presencia de francotiradores de milicias islamistas que no aceptan las conversaciones de paz y amenazan la seguridad de los evacuados. El régimen sirio considera terroristas a todos los grupos rebeldes levantados en armas.

También se quedó en el tintero el alto el fuego que permitiría el acceso de brigadas de ayuda humanitaria en una zona que carece de alimentos y medicinas.

“La cuestión planteada ahora es si primero se deja entrar la ayuda y después se deja salir a los civiles o lo contrario”, expresó el mediador de Naciones Unidas para Siria, Lakhdar Brahimi, en una rueda de prensa al término de la primera ronda de negociaciones.

De acuerdo con el viceministro de Asuntos Exteriores sirio, Faisal Makdad, la segunda ronda de negociaciones entre el gobierno y la oposición comenzará el próximo 10 de febrero. Según detalló, el encuentro durará una semana y la delegación gubernamental será la misma, encabezada con el ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid Al Mualem.

Rescatan a niña de edificio bombardeado

Una niña de 14 meses se salvó de morir seputada bajo los escombros luego de un ataque aéreo del régimen sirio en Alepo. Un joven que buscaba entre los escombros logró escuchar el llanto de la pequeña y de inmediato, junto con otros hombres, comenzó a escarbar.

La hazana, que fue captada en video, muestra cómo mientras se retiran las piedras poco a poco es descubierta Ghina Khalil, que se encontraba boca abajo.

La prioridad era dejarla respirar, así que una vez descubierto su rostro el trabajo era seguir sacando todo su cuerpo para comprobar si no tendría daños graves. Sus piernas tardaron un poco más de tiempo en ser liberadas, por lo que la niña, paciente, esperó a que aquellos hombres lograran sacarla de entre los escombros.

Con un trapo húmedo limpiaron el rostro de la pequeña, pues se alcanzaba ver que el polvo había cubierto sus ojos y oídos, ambos vitales para poder detectar su estado físico. Después de unos minutos, la menor finalmente logró ser liberada. Quienes presenciaron, lo que calificaron como un milagro, celebraron efusivamente.