En ocho meses, 6% más que en 2015 dejan Cuba

En ocho meses, 6% más que en 2015 dejan Cuba
Por:

Tras la normalización de las relaciones entre Washington y La Habana, anunciada en diciembre de 2014, el gobierno estadounidense temía que se produjera una oleada de migración de cubanos. La preocupación de que la Ley de Ajuste Cubano de 1966 —que garantiza que toda persona nacida en Cuba que llegue al país podrá obtener la residencia al año y un día de poner pie en territorio norteamericano— tenga los días contados ha provocado ese éxodo masivo.

En 2015, ingresaron por las fronteras 43 mil 159, un 56 por ciento más que en 2014. Y en lo que va de 2016, ya van 46 mil. Ya no es el agua la única vía por la cual los cubanos intentan llegar a las tierras estadounidenses. Desde hace año y medio un largo recorrido por tierra, como el que emprenden miles de migrantes que permanecieron más de un mes varados en Colombia, es una opción.

Según un reporte del Departamento de Estado de EU emitido el pasado 22 de julio, la mayoría de cubanos emprende su travesía a través de Ecuador o Guyana, luego se internan en México hasta alcanzar la frontera más cercana: Arizona, Texas o California.

“El temor a que se acabe la Ley de Ajuste Cubano es un factor que está haciendo que se tire mucho más el cubano por mar, por tierra, por cualquier vía”, dice Felipe a El País, un cubano que logró llegar al segundo intento.

“Su caso es uno de muchos. Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia de Miami, muestra en su teléfono una lista con entradas idénticas: las siglas BG, una cifra y un nombre con un número de teléfono. Cada entrada corresponde a un grupo de balseros (BG); cuántos son y el nombre y el teléfono del familiar que alertó cuando se perdió el rastro del grupo”, reseña el rotativo español.

En Cuba los profesionales no alcanzan un sueldo de 30 dólares al mes, lo cual apenas alcanza para comprarse un pantalón. Al llegar a Estados Unidos la situación es completamente distinta: reciben una tarjeta para comida con 226 dólares y otros 190 en efectivo. Además, tienen derecho al sistema de salud gratuito durante ocho meses.

“Es parte del paquete de ayudas que reciben los cubanos para poder empezar su nueva vida. Políticos como el congresista republicano de origen cubano Carlos Curbelo han propuesto que se modifiquen estas ayudas pensadas, inicialmente, para ayudar a isleños que huían por motivos políticos, no económicos, como son ahora la mayoría de los casos”, señala El País.

Para Sánchez, la Ley de Ajuste Cubano es una válvula de escape que usa el régimen castrista. El activista asegura que el gobierno aprovecha la legislación norteamericana para aliviar el descontento interno. “El régimen sabe muy bien que si llega a pasar que quiten la ley, las presiones sociales en Cuba no tendrán por dónde escapar”, concluye.