En plena reconstruccion, sismo de 7.3 grados deja 60 muertos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Nepal empezaba a reponerse del temblor que el pasado 25 de abril dejó más de ocho mil muertos cuando la tierra volvió a temblar Un sismo de 7.3 grados Richter sacudió la zona más afectada por el anterior movimiento telúrico, lo que ha dejado 60 muertos hasta el momento y más de mil 200 lesionados.

Tras el terremoto, cuyo epicentro fue a 68 kilómetros al oeste de la ciudad de Namche Bazar (noreste de Katmandú), hubo al menos siete réplicas en las siguientes dos horas. El movimiento ocurrió cerca del campamento base del Everest, a 10 kilómetros de profundidad, según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). A las muertes en Nepal se suman 17 producidas en India y una en Tíbet.

El movimiento también provocó deslaves y derribó edificios ya afectados hace dos semanas, después de que el país quedase devastado por el peor sismo registrado en ocho décadas.

La información llegaba lentamente a la capital, Katmandú, pero funcionarios y personal de ONG dijeron que esperan un aumento en el número de víctimas mortales. Helicópteros de rescate fueron enviados de inmediato a distritos del noreste de Katmandú para auxiliar a las víctimas.

Varios edificios se derrumbaron en la aislada localidad de Chautara, en Sindhulpalchowk, y causaron al menos cuatro muertos, según el portavoz de la Organización Internacional para la Migración (OIM), Paul Dillion. Un equipo de búsqueda y rescate había empezado ya a escudriñar entre los escombros de la pequeña población, agregó.

Debido al temblor el aeropuerto internacional de Katmandú, que se transformó en un centro para canalizar la ayuda internacional, se cerró temporalmente ayer, mientras que el tráfico rugía en las calles de la ciudad.

Los primeros informes apuntaban que al menos dos edificios se vinieron abajo en la capital, aunque al menos uno estaba vacío por los daños sufridos en el sismo del pasado 25 de abril.

En una casa había cinco personas atrapadas que no habían podido ser rescatadas debido al bloqueo de los derrumbes.

Expertos dijeron que ese temblor provocó daños estructurales incluso en viviendas que no tiró, por lo que muchas podrían estar en peligro de caer, ante lo cual pidieron a las personas evitar el ingreso a dichas construcciones.

“El temblor parecía seguir y seguir”, expresó a la agencia AP Rose Foley una responsable de UNICEF en Katmandú. “Era como estar en un barco con la mar agitada”, añadió.

Las calles estaban llenas de gente ante el temor de más réplicas y los comercios cerraron las puertas. Todos temen que los inmuebles dañador por el temblor anterior colapsen, por eso; nadie quiere volver a su casa, por lo que se improvisaron lugares para pasar la noche al aire libre.

El periodista nepalí Narendra Rahule declaró al diario ABC que se ven pocos edificios dañados, “pero todo el mundo está en la calle por miedo a los derrumbes y nuevas réplicas”, como la de 6.3 grados que tuvo lugar poco después del temblor.

“Morimos de miedo. No sabemos lo que va a pasar, no sabemos cómo seguir viviendo, la tierra no deja de moverse”, dijo a El País Bimla Sest. “Salimos corriendo en cuanto pudimos. No queremos entrar ni por la comida que estábamos haciendo cuando comenzó a temblar”, agregó.

Tras el potente terremoto, el primer ministro nepalí, Sushil Koirala, hizo un llamado a la calma. El jefe del Gobierno, quien presidió una reunión de un gabinete de crisis la tarde de ayer, solicitó a todos los nepalíes que apoyen a los equipos de salvamento y rescate.

Los nepalíes habían estado aterrorizados por las decenas de réplicas que sucedieron al gran movimiento telúrico de abril.

El empobrecido país pidió miles de millones de dólares de ayuda a la comunidad internacional, además de la asistencia que prestan expertos médicos para tratar a los lesionados. También recibieron apoyo de helicópteros que trasladaron alimentos y refugios temporales para los cientos de miles de personas que se quedaron sin hogar en medio de la temporada de lluvias.

Desaparece nave de EU con seis soldados

Un helicóptero del cuerpo militar de los marines de Estados Unidos que llevaba a cabo labores de ayuda, tras el sismo ocurrido en Nepal, desapareció ayer mientras trabajaba en el pueblo de Charikot.

El portavoz del Comando Estadounidense del Pacífico, David Eastburn, informó que personal militar fue movilizado por la desaparición de este helicóptero UH-1 Huey y que el incidente ya se encuentra bajo investigación.

Según el coronel del ejército Steve Warren, un helicóptero de la India escuchó conversaciones de la aeronave en la que informaba de problemas de combustible.

No está claro cuántas personas iban a bordo, pero el ejército americano hizo público que eran seis estadounidenses y dos soldados nepalíes.

La zona de Charikot es una de las más sacudidas por el terremoto de 7.3 grados que hizo cimbrar a Nepal de nuevo.

En la noche soldados nepalíes buscaban a pie el avión debido a la oscuridad.

A causa del terreno montañoso y accidentado, el helicóptero podría haber aterrizado en una zona baja, pero los infantes de marina probablemente no lograron emitir una señal o una bengala. Warren agregó que las fuerzas estadounidenses para rescate aéreo están en ensayos y listas para acudir si es necesario.

[click para ver gráfico

->http://www.3.80.3.65/IMG/mk/infoLR/mun16130515A.jpg]

ONU acelera resolución para presionar ayuda internacional

España redacta borrador para lograr apoyo en la reconstrucción; la organización estima que ocho millones requieren asistencia

Redacción La Razón

La Asamblea General de las Naciones Unidas tiene previsto adoptar en los próximos días, una resolución de apoyo para la reconstrucción de Nepal tras el devastador terremoto de 7.9, del pasado 25 de abril.

De acuerdo con Román Oyarzun, representante permanente de España ante la ONU, cuyo país redactó el borrador, el objetivo de la medida es sensibilizar a la comunidad internacional y mejorar los niveles de recaudación, por lo que la Asamblea propuso efectuar una conferencia con las naciones para ayudar a la población nepalí.

Ayer terminó el plazo para que los países expresaran sus reservas sobre él texto y próximamente será presentado al presidente de la Asamblea, Sam Kutesa, para que se incluya en la lista de temas del pleno de esta semana, y entre a votación.

La iniciativa, redactada por España en colaboración con Nepal, enfatiza la necesidad de asistir de manera urgente a los sobrevivientes y de llegar a las personas que se encuentran en zonas muy remotas.

En ese sentido, el texto solicita que la ayuda humanitaria adopte iniciativas apropiadas que estén vinculadas con el esfuerzo para la reconstrucción y el desarrollo, y así, en un futuro tener un Nepal preparado para desastres de este tipo.

“Esperemos que sirva para mejorar los niveles de recaudación”, expresó Oyarzun.

El pasado 29 de abril Naciones Unidas hizo una solicitud de ayuda a la comunidad internacional para recaudar 435 millones de dólares en los próximos tres meses. Ese mismo día el secretario de Estado de Asuntos Exteriores de España, Ignacio Ybáñez, dijo ante el Congreso español que tenía la intención de impulsar la resolución de la ONU para movilizar a la comunidad internacional.

El organismo estima que la población necesitada en este momento de asistencia para ocho millones de habitantes. El terremoto cobró la vida de ocho mil personas y provocó 14 mil 300 lesionados. El gobierno de Nepal maneja cifras más altas.

De acuerdo con el diario español El País es la tercera vez que la Asamblea General va a adoptar una resolución liderada por España, desde su adhesión en la ONU hace 60 años.

El rotativo recordó que las resoluciones anteriores se refieren a la Alianza de la Civilización, que se hizo de la mano con Turquía, y otra sobre el Agua como Derecho Humano, junto a Alemania.