Domingo 12.07.2020 - 00:47

En su primer video en Egipto, EI amenaza matar a rehen croata

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

El grupo autodenominado Wilayat Sina, filial del Estado Islámico en Egipto amenazó con ejecutar a un rehén croata, si las autoridades no liberaban en un plazo de 48 horas a mujeres musulmanas que fueron encarceladas el lunes pasado, piden la liberación antes del la inauguración del nuevo canal de Suez.

En el video difundido por la célula yihadista, cuya autenticidad no ha podido ser verificada, aparece un presunto combatiente del EI mientras el croata que se identifica como Tomislav Salopek lee una nota en la que pide se cumplan las demandas del grupo terrorista.

“Los soldados del Estado Islámico quieren intercambiarme por las mujeres musulmanas arrestadas en las prisiones egipcias. El intercambio tiene que ser alcanzado antes de las próximas 48 horas. De lo contrario, me matarán”, sostiene Salopek en el video.

El video, difundido ayer en las redes sociales por simpatizantes del grupo extremista, muestra a un hombre vestido con ropa amarilla de presidiario, arrodillado junto a un hombre enmascarado, de uniforme de combate, que blande un cuchillo. Junto a él ondea una bandera del Estado Islámico y el video la identifica como propia de la filial del grupo en la península del Sinaí.

El rehén de dice tener 30 años, ser casado y padre de dos niños, además de que se identifica como trabajador de la empresa francesa Compagnie explica que combatientes del Estado Islámico lo capturaron el 22 de julio. Añade que si las autoridades egipcias no toman medidas, “los soldados de Wilyat Sina me asesinarán”.

Wilyat Sina es el nombre en árabe del grupo Provincia del Sinaí del Estado Islámico, que surgió en 2011 después de que el régimen de Hosni Mubarak fuera derrocado. En un primer momento la organización dirigía ataques militares contra Israel pero en Octubre de 2014 la organización juró lealtad a los yihadistas y comenzó a reivindicarse una serie de ataque en las provincias aledañas al Sinaí.

Uno de esos ataques cobró la vida de 30 policías de las fuerzas gubernamentales, considerado como uno de los más atroces ocurrido en la zona.

El grupo anteriormente era conocido como Ansar Beit al Maqdis (Seguidores de la Casa de Jerusalén),  expertos aseguran que el abandono de la región fronteriza del Sinaís provocó que este grupo se expandiera y pudiera cobrar “notoriedad” en la región.

Se desconoce dónde fue filmado el video, o quiénes son las personas que los milicianos quieren liberar. Egipto, un país de mayoría musulmana, tiene encarcelados a miles de islamistas y presuntos seguidores de la proscrita Hermandad Musulmana. En 2013, los militares derrocaron al presidente islamista Mohammed Morsi.

La cancillería croata informó a fines del mes pasado que un ciudadano suyo con las mismas iniciales había sido secuestrado en El Cairo cuando iba a trabajar. La compañía, identificada por Salopek como la francesa CGG Ardiseis, trabaja en el sector de petróleo y gas. Tiene sus oficinas en el suburbio cairota Maadi, donde viven muchos extranjeros y diplomáticos.

Las oficinas de CGG Ardiseis en El Cairo no respondieron a las llamadas telefónicas.

El video, titulado “Mensaje al gobierno egipcio”, es similar en su estilo al de otros del Estado Islámico en el cual se amenaza o se decapita rehenes además de que utilizan extranjeros para mediar sus demandas.

Yihadistas fusilan a 3 periodistas en Mosul

Miembros del grupo terrorista fusilaron a tres estudiantes de periodismo por supuestamente haber difundido imágenes del califato en Facebook y colaborar con la prensa extranjera.

Los estudiantes fueron secuestrados el domingo pasado, con lo que suman 13 periodistas retenidos por el EI. Uno de los estudiantes fue liberado por falta de pruebas.

Sufian al- Mashadi, miembro del sindicato de periodistas informó a la agencia EFE que los terroristas aún mantienen secuestrados a otros ocho periodistas de los que hasta el momento no se han tenido noticias.

Desde que el grupo tomo la ciudad en junio de 2014, las autoridades gubernamentales emprendieron acciones para tratar de salvaguardar los derechos de lo comunicadores sin embargo los miembro del califato extendieron una política de cesura que en caso de infringirse puede ser castigada con la muerte.

Cientos de activistas de derechos humanos, periodistas y médicos fueron asesinados por los extremistas por expresar posturas diferentes a las de el Estado Islámico.

Los secuestros y asesinatos están directamente ligados con el ejercicio de su profesión.