Enfrentan nevada épica en la costa noreste de EU

Transformar a México, un compromiso de todos, afirma Peña Nieto
Por:
  • larazon

Ve imágenes

AP

WASHINGTON— Dejó de nevar en la parte central de la costa este de Estados Unidos, pero los residentes de la capital y estados vecinos se vieron obligados el domingo a retirar más de 60 centímetros (dos pies) de nieve en algunas zonas.

Las autoridades volvieron a abrir las carreteras, pero advirtieron de que éstas aún estarían heladas y serían peligrosas.

Cientos de miles de personas desde Pensilvania a Nueva Jersey y Virginia se quedaron sin electricidad, sin calefacción y posiblemente sin manera de ver el Super Bowl por televisión.

La pesada nieve acumulada rompió ramas de árboles que cayeron sobre cables eléctricos y varios tejados también se derrumbaron bajo el peso. Aún así, muchos se mantenían optimistas.

"Creo que es divertido", dijo Jayla Burgess, de 10 años, en Arlington, Virginia.

Cientos de personas se reunieron en la zona de Dupont Circle de la capital estadounidense para una batalla de bolas de nieve que organizaron por internet. Otros se dedicaron a esquiar por el monumento a Lincoln.

Washington adoptó el domingo un aire surrealista, casi mágico, aunque se trató de una de las peores tormentas de nieve en la historia de la ciudad. Se registraron casi 46 centímetros (18 pulgadas) de nieve en el aeropuerto nacional Reagan, la cuarta cantidad más alta para la ciudad. En el aeropuerto cercano internacional de Dulles se rompió el récord con 81 centímetros (32 pulgadas).

La nieve cayó demasiado rápido para que los servicios de mantenimiento pudieran retirarla a tiempo y las autoridades pidieron a los residentes que se quedaran en casa. El objetivo ahora es que todo el mundo pueda ir a trabajar el lunes.

Filadelfia, la sexta ciudad más grande del país, quedó virtualmente cerrada con un récord de nieve de casi 69 centímetros (27 pulgadas).

Ann Pauley, de 50 años, retiraba nieve de su vehículo en una calle de Arlington mientras se acumulaba aún más nieve el sábado.

"La saqué a medianoche (el viernes) cuando había un pie (30 centímetros) de nieve y volví a hacerlo esta tarde cuando había otro pie", dijo Pauley. "Mis suegros son de Nueva Inglaterra y me dijeron que las pequeñas cantidades de nieve son más fáciles de manejar.

nrg