Entrega EPN a Mujica la Orden del Aguila Azteca

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Facebook EPN

La Habana, Cuba.- Considerado como el Presidente más austero del mundo, que incluso dona su sueldo a los más desprotegidos, el mandatario José Mujica de Uruguay fue condecorado con la máxima presea que entrega el gobierno de México a un extranjero: la Orden Mexicana del Águila Azteca. “Me va a perdonar, Don Enrique yo ni siquiera uso corbata. Estoy medio cohibido con esto”, le dijo el uruguayo al Presidente Peña Nieto al tiempo que arrancó una carcajada a éste.

Así, con el cabello cano y despeinado­; vestido de traje azul marino que combinó con unos mocasines color café sin llevar calcetines, Mújica se mostró nostálgico al decir que está en el trabajo de todos los gobernantes en tratar de cambiar la pobreza y la miseria de los países del orbe.

“Nunca el hombre ha tenido tanto, nunca han sido tantas las posibilidades de erradicar la pobreza, la miseria, de prolongar la vida, de defender a la naturaleza. Nunca el hombre acumuló tanto conocimiento, pero el hombre no puede gobernarse a sí mismo, todavía.

“Se sigue pensando en letra chica y los gobiernos, nosotros, cada cual preocupado en su presupuesto, en su aventura, en sus desafíos y todos son válidos, pero hay una agenda estridente de problemas mundiales, que ningún país puede arreglar sólo, ni ningún estadista y que está determinando cada día que pasa, la vida, muy lejos de la voluntad real que pueden ejercer los gobiernos”, mencionó.

Ante un par de decenas de invitados especiales de Uruguay que se dieron cita en el hotel Meliá en La Habana, el Presidente Peña Nieto destacó de manera especial que, de su homologo de Uruguay -a quien calificó como un verdadero amigo y gran aliado del pueblo mexicano- se valora su apertura y su disposición para compartir experiencias exitosas, como el Plan CEIBAL, que inspiró el programa de entrega de computadoras a los niños de quinto y sexto grado de primaria que se puso en marcha en México.

“Los pueblos latinos, además de impulsar valores fundamentales, como la paz, la libertad, la tolerancia y la cooperación, también nos sentimos identificados en la lucha permanente por lograr un desarrollo equitativo, justo y armónico para nuestras sociedades”, dijo.

En todo momento sonriente y aplaudiendo, el titular del Ejecutivo mexicano recordó que Uruguay fue el primer país que visitó oficialmente como Presidente de México, debido a la importancia que su Gobierno le otorga a la relación bilateral, y confió en que Uruguay y México “serán actores responsables y proactivos, en la construcción de una región latinoamericana más fuerte, unida y próspera”.