EU a ciudadanos: prepárense para COVID-19

Trump desdeña peligro: la situación, bajo control, dice; ve Centro encargado de control de enfermedades propagación inminente; advierten falta de acciones preventivas del gobierno

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Estados Unidos , COVID-19, EU, Trump,
Personal de la Universidad surcoreana de Chonnam con vestimenta protectora esperan un transporte especial para estudiantes chinos en el Aeropuerto Internacional de Incheon, Corea del Sur, martes 25 de febrero de 2019. (AP Foto/Ahn Young-joon)

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) aseguraron ayer que el COVID-19 se propagará por Estados Unidos y que las familias deben prepararse para una pérdida de ingresos y cambios en la vida cotidiana.

“No se trata de si el coronavirus se propagará por Estados Unidos, sino de cuándo y cuántas personas tendrán una enfermedad grave”, dijo Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias, de los CDC.

Reconoció que a medida del que el virus se extiende, “la contención exitosa en nuestras fronteras se vuelve cada vez más difícil. Por eso les pedimos a todos que empiecen a planear porque, por lo que hemos visto en otros países, se mueve bastante rápido”, indicó.

Quizá te interese: “El Zorro de Ojinaga”, el capo domado por una gringa en “Narcos: México”

Ante la falta de pruebas para . detectar esta cepa de neumonía y que aún no hay vacuna contra ésta, Messonnier planteó que se necesitarían otros métodos para contener la propagación de la enfermedad.

Afirmó que se deben considerar cierres de escuelas, las clases en grupos pequeños o a través de Internet. En cuanto a los centros laborales sugirió horarios flexibles desde las casas y las teleconferencias.

Acerca de la evaluación de pacientes, afirmó que se debería cambiar el método de evaluación, a través de servicios de telemedicina y retrasar las cirugías electivas.

“Entiendo que toda esta situación puede parecer abrumadora, y que la interrupción de la vida cotidiana puede ser grave. Pero estas son cosas en las que la gente necesita comenzar a pensar ahora”, dijo.

En Estados Unidos se detuvo la distribución de kits de detección del virus después de que se descubrió que tenían fallas y sólo están disponibles en cinco estados.

“Se identificaron problemas de rendimiento relacionados con un problema en la fabricación de uno de los reactivos que llevó a los laboratorios a no poder verificar el rendimiento de la prueba”, admitió la distribuidora y agregó: “Estamos trabajando tan rápido como podemos”.

Apenas el lunes, Moderna, una compañía de biotecnología envió viales al Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas para realizar pruebas en etapas tempranas en Estados Unidos.

Por su parte Jeremy Konyndyk, quien durante la administración de Obama dirigió la respuesta al brote de ébola en 2014, se mostró inquieto de por qué EU se estaba quedando rezagado del resto del mundo en las pruebas.

Quizá te interese: Dan a conocer las fotos poco conocidas del zapatismo

“Me resulta desconcertante que el gobierno hasta ahora no haya podido resolver ese problema, en un momento en que la mayoría de los otros países que enfrentan la enfermedad han podido realizar pruebas a una escala mucho mayor”, señaló.

Reprochó que el presidente Donald Trump se preocupe más por las consecuencias económicas que pudiera tener una eventual expansión del virus que por mantener a salvo a la población.

“La prioridad general del presidente aquí parece ser mucho más sobre mantener la calma de los mercados que tomar todas las medidas para mantener a los estadounidenses a salvo, y eso me preocupa.

“Y también me hace preguntarme si están dejando algunas de lado acciones preventivas por miedo a asustar a los mercados”, expresó el experto.

A su vez la epidemióloga de la Universidad George Mason, Saskia Popescu dijo que hay mucha preocupación por los limitado de las pruebas que se hacen en Estados Unidos y anticipó que la próxima semana será un momento muy revelador en el brote.

También alertó sobre una grave escasez de equipos de protección personal, como máscaras y trajes de materiales peligrosos.

Ante las inquietudes, el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, aseguró que hay una reserva de más de 30 millones de máscaras quirúrgicas, pero estiman que podrían necesitarse 10 veces ese número.

Ayer los senadores recibieron un informe clasificado sobre el COVID-19 y la reacción fue cuestionar  la preparación de la administración y señalaron que el propio Azar propuso drásticos recortes presupuestarios para coordinar las respuestas del gobierno a las pandemias.

“Estarían tan horrorizados y asombrados como yo por la insuficiencia de preparación y prevención”, dijo el demócrata Richard Blumenthal y consideró que ese informe debería haberse hecho público.

Y Trump confía en que desaparecerá. Ante las acusaciones de los demócratas de que el gobierno no está actuando como debiera frente al virus, en su gira por India, el presidente Donald Trump trató de calmar los temores de un contagio incontrolable del COVID-19 en Estados Unidos, y aseguró que la situación “está muy bajo control en nuestro país”.

Dijo que el COVID-19, “es un problema que va a desaparecer”. Al tiempo que reiteró que la Casa Blanca solicitó al Congreso otros 2 mil 500 millones de dólares para enfrentar la crisis y para otorgarle asistencia a otros países.

Confió que el brote no dañará seriamente la economía global.

El hotel H10 Adeje Palace,
ayer, bajo cuarentena por un
caso positivo del virus.

Aíslan hotel con mil huéspedes en España

Las autoridades españolas pusieron en cuarentena al hotel H10 Adeje Palace, en Tenerife, tras darse a conocer que un médico italiano dio positivo en las pruebas de COVID-19.

Aproximadamente mil huéspedes se encuentran recluidos en ese inmueble y estarán allí hasta que se conozcan los resultados de este caso.

El italiano llevaba una semana en ese hotel de las Islas Canarias junto con su esposa cuando voluntariamente se presentó en un centro de salud.

El paciente infectado se encuentra en observación en el hospital Nuestra Señora de Candelaria y se espera que le realicen nuevas pruebas en el Centro Nacional de Macrobiología.

En el acceso al sitio colocaron un cordón policiaco con máscaras protectoras.

Uno de los huéspedes explicó que recibieron un mensaje por debajo de la puerta de su habitación donde se les dice que “por razones sanitarias, el hotel ha sido precintado”, y que por tanto deben permanecer en sus cuartos”.

Éste es el cuarto caso de infección de este tipo de virus en España, junto con el de una barcelonesa que había viajado a Italia y el segundo en Canarias. Un turista alemán fue puesto en cuarentena este mes en la isla de La Gomera, al igual que un ciudadano británico en las Islas Baleares, en el Mediterráneo. Ambos fueron dados de alta tras recuperarse y no mostrar más síntomas.

jmg